DirigeZack Snyder

Escriben: Christopher Nolan, David S. Goyer

Actúan: Kevin Costner, Diane Lane, Russel Crowe, Henry Cavill, Amy Adams, Michael Shannon, Laurence Fishburne, Antje Traue.

Lo mejor: El espectáculo visual y creativo que se ofrece al espectador y las referencias a Wayne Enterprises y Lexcorp y que al fin se representa más acertadamente el nivel de poder del personaje.

Lo peor: El ritmo… la cinta se siente a momentos desbalanceada, grumos concentrados de acción, drama y emotividad que no se mezclaron bien entre sí. La actuación de los villanos.

Lo divertido: El desquite que se avienta superman con un trailero abusivo y la cara del cura a quien le confiesa quién es para pedirle consejo.

Lo WTF: Este superman, al igual que el de los cómics, si tiene los tamaños de tomar medidas extremas si no le queda de otra… vean el desenlace del enfrentamiento final

CalificaciónPalomera – 3.5/5Intelectual – 3/5Comiquera: 3.5/5

MAN-OF-STEEL-man-of-steel-33835377-1024-717

Contexto:

2013 es un año especial para Superman, pues no es una coincidencia que sea este año (y este mes) el que vea llegar a los cines a “Man of Steel”, pues es en estas fechas que se conmemora nada menos que el ¡75 aniversario del personaje! Así es, en Junio de 1938 llegaba a los Stands la revista de historietas “Action Cómics #1”, donde se marcaba el debut de Superman, el fundador del género de los superhéroes.

action_comics_1

Superman ha sido adaptado a diversos medios a lo largo de sus 75 años de vida, pero ya sea por la poca visión de los escritores, las limitaciones presupuestarias para una animación muy detallada o para efectos especiales que le hicieran justicia en liveaction, siempre hicieron que a las masas les fuera presentado un personaje muy diferente y rebajado con respecto al de las historietas…

Vimos en el 78 a un Superman un poco más cercano a las historietas (pero aún así muy distante) en la cinta de Richard Donner, adecuada para sus tiempos, por lo que, en contraste, resultó decepcionante ver “Superman Returns” de Bryan Singer queriendo abrazar esa continuidad caduca 28 años después, en un mundo que ya no se aproximaba de esa misma forma ingenua a sus valores y moral.

Es de ahí que, sin ser la octava maravilla, Man of Steel se perfila, sino como la mejor, como una de las mejores adaptaciones de Superman a otro medio, primero, por su aproximación más detallada con respecto a los poderes del personaje, como por abrazar los nuevos tiempos, deshaciéndose de clichés del personaje que honestamente nadie se creía.

Reseña:

En un Kryptón frío y estéril donde la reproducción se da por manipulación genética controlada para asignar un destino a cada kryptoniano que nace, una civilización avanzada se debate al borde de la autodestrucción de un modo que recuerda un poco a la propia negligencia humana; en este escenario el General Zod (Michael Shannon) encabeza una revolución para derrocar al consejo que gobierna y salvar el material genético de las que él considera las castas importantes; lo que choca con las ideas de Jor-El (Russel Crowe), quien roba el material genético base de los kryptonianos y lo manda lejos del planeta, condenado a perecer, junto con su hijo, el primer kryptoniano nacido naturalmente en varias generaciones.

Jor-El y Zod se enfrentan, lo que no termina bien para el primero, aunque tuvo a bien haber puesto a salvo a su hijo y al material genético de los kryptonianos primero. Sin embargo, la rebelión de Zod es contenida y tanto él, como sus co-conspiradores son sentenciados a la zona fantasma antes de la inminente destrucción de su planeta.

Se da un salto al futuro para conocer a un Clark Kent (Henry Cavill) adulto que le da la vuelta al mundo un poco a la usanza de Bruce Wayne (Batman), aprendiendo sobre la naturaleza humana, con una identidad falsa, para aprender, vivir y lograr acercarse al sueño que su padre terrestre (Kevin Costner) vislumbraba para él y que, sin saberlo, era el mismo que su padre biológico también tenía.

Invariablemente Clark descubre en el ártico una nave que formaba parte de un antiguo puesto de avanzada kryptoniano, cuya localización ya ha sido también vislumbrada por el ejército norteamericano y una Lois Lane (Amy Adams) que cubre esa noticia. Los tripulantes de la nave, en cámaras de estásis, parecían haber muerto tiempo atrás, sin embargo, se hizo notar una abierta, dejándola como un misterio sin resolver en la cinta.

Clark logra hacer despegar la nave con una llave que Jor-El le dejó, misma que contenía una versión en software de su conciencia y le explica a Clark su verdadero legado y el papel que su padre espera que cumpla en la tierra, además de entregarle un traje con el símbolo de su familia.

Justo después, el ejército detecta naves en la órbita lunar que resultan pertenecer al general Zod y a sus subordinados, que llegan a la tierra a pedir que Clark les sea entregado o el planeta perecerá. Clark, inseguro de qué hacer, se enfrenta al dilema de entregarse a Zod y que aún así destruya el planeta, así que busca diferentes puntos de vista sobre qué hacer, sin imaginar la lucha que para él y el planeta se avecina.

Veredicto:

Man of Steel trata de sacudirse el polvo que Superman ha acumulado a lo largo de 75 años de historia y muchísimas adaptaciones en radio, animaciones, series y películas y lo hace consciente, pues la lucha de Jor-El en la película por abrazar el cambio y el futuro con respecto a las costumbres conservadoras y nocivas del viejo Kryptón es equivalente al intento que la película hace por amoldarse a los tiempos actuales y despedirse de aspectos del personaje que resultaban ridículos y eran constante objeto de burla hacia él.

En cuestión actoral, sobran los talentos, desde un Kevin Costner como un cálido, pero fríamente protector Jonathan Kent, pasando por Russel Crowe que ofrece a un Jor-El idealista y comprometido con su causa, sin perder de vista a Diane Lane que retrata a una Martha Kent vulnerable y amorosa, hasta centrarnos en un Henry Cavill que nos da una actuación convincente, que nos ofrece una visión de Superman viril y poderosa, pero además cálida, idealista y con esa calidad inocente que tan bien pudo ofrecer Tom Welling en la serie “Smallville”, pero con el sello adulto que Superman requiere.

Sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas, los villanos dan una visión desabrida, sumamente acartonada y hasta unidimensional, muy alejada de lo que podría esperarse de una producción de este tamaño, ya sea Michael Shannon con su General Zod o Anje Traue con su interpretación de Faora. Además, Man of Steel no logra balancear adecuadamente los elementos que la componen en todo momento, siendo que a veces el drama, la acción o la emotividad, lejos de fusionarse exitosamente, se nos presentan en grumos aglomerados que rompen el ritmo de la historia.

Warner Bros echó toda la carne al asador para emular el hasta ahora exitosísimo modelo de negocio de Marvel Studios y, si Man of Steel tiene el éxito esperado, en un futuro vendrían películas de otros superhéroes que desembocarían en “La Liga de la Justicia”, como da a notar el guiño que se hace a Batman, pues en una escena es destruido un satélite con el logo de Wayne Enterprises (la compañía de Batman).

Es quizás en ese afán que Man of Steel presenta varias escenas que nos recuerdan a algunas películas del universo cinemático de Marvel Comics (en especial la escena previa al duelo de Thor contra el Aniquilador en “Thor” y a la invasión alien de Nueva York en “The Avengers”). En todo caso, fue notoria la intención de presentar una amenaza mayor a las vistas en las cintas de Marvel para que Superman lidiara totalmente solo con ella.

Es importante hacer notar que Man of Steel no es ni de cerca la película de superhéroes perfecta que el público lleva tiempo esperando, pero es un espectáculo visual y humano con un nivel aceptable de calidad, que provee poco más de dos horas de entretenimiento efectivo (a menos que se trate de fanáticos puristas de cómics) que, sin lugar a dudas, desquitan muy bien el precio del boleto.

Por todo lo anterior y porque será el tema de conversación en las semanas por venir dentro de la cultura pop mundial, Man of Steel resulta imperdible y se estrena a partir de hoy en cines de todo el país, por lo que es recomendable ir a verla.

Y para mantener el ojo en el juego, se quedan con el trailer de esta película: