Dirige: Martin Campbell.

Escriben: Greg Berlanti, Michael Green, Marc Guggenheim, Michael Goldenberg.

Actúan: Ryan Reynolds, Blake Lively, Peter Sarsgaard, Mark Strong, Angela Bassett, Tim Robbins.

Lo mejor: Los mejores efectos especiales del verano, un gran reparto.

Lo peor: El traje del protagonista y que su premisa “cósmica” y elementos mitológicos podrían estar entre las más difíciles de tragar para el cinéfilo promedio.

Lo estimulante: La escena final.

Calificación: Cinéfila palomera – 3/5; Intelectual – 2/5; Comiquera relajada: 3/5 – Comiquera Sheldon Cooper 2/5.

Contexto:

Bueno, el primer punto antes de ver esta cinta es que la noción de que nos hicieran esperar casi dos meses después de su estreno en Estados Unidos para traerla a México ya induce un poco de frustración en este verano de Blockbusters al por mayor…

Como personaje, Linterna verde hace su primera aparición en 1940, siendo un superheroe muy enfocado a la fantasía y cuyo alter ego era Alan Scott, un ingeniero ferroviario que tras un accidente en tren se vio en posesión de una lámpara mágica que le hablaba y manifestaba poder a través de un anillo, convirtiéndolo en Superhéroe.

Como todo cómic, esta primera encarnación de Linterna verde tuvo sus altibajos, hasta que fue abandonado… a finales de los 50´s DC comics intentaba revivir héroes en desuso, pero en lugar de revivir a las figuras originales, muchos de estos héroes olvidados fueron reinventados, es de esta manera que, en 1959, Linterna Verde renace, ahora como Hal Jordan, recibiendo un anillo de poder de un moribundo Abin Zur y pasando a formar parte del cuerpo de Linternas verdes, sucesos que fueron adaptados en esta película…

De esa manera es que se quiso orientar a este personaje mucho más hacia la ciencia ficción y darle un trasfondo cósmico, que trascendiera al planeta tierra y, de paso, convirtiéndolo en uno de los héroes más reconocidos de la compañía, a partir de entonces, siendo parte de muchos de los grandes éxitos comerciales dentro de la misma.

Reseña:

Hace muchos miles de millones de años, un grupo de seres inmortales conocidos como “Los guardianes del universo” aprovecharon la esencia verde de la fuerza de voluntad para crear el planeta Oa, desde donde podían verlo todo, y para formar el cuerpo de linternas verdes, una policía cósmica encargada de mantener el orden en todas las galaxias… para esto, los guardianes dividieron el universo en 3600 sectores, asignando un linterna a cada uno de ellos, se dice, que para poder ser un linterna verde, uno no debe sentir miedo.

Hace tiempo, una entidad misteriosa y terriblemente peligrosa, Parallax, apareció en escena, aprovechando la esencia amarilla del miedo para esparcir caos y destrucción en el universo, siendo, en su momento, detenida por el legendario Linterna Verde del sextor 2814, Abin Zur (Temuera Morrison) y confinado al desolado planeta Ryut, en una región conocida como “el sector perdido”.

Seis meses atrás, una nave alienígena colisiona accidentalmente en Ryut, e inesperadamente caen en el lugar donde Parallax se encontraba atrapado, despertándolo y permitiendo, a través de su miedo, que este ser empezara a restaurar su poder.

Seis meses después, Parallax ha destruído dos planetas y asesinado individualmente a cuatro linternas, antes de llegar al sector 2814 y encontrar a Abin Zur, a quien, en venganza, hiere de muerte, pero no logra eliminar antes de que pueda advertir a uno de sus compañeros linternas, Sinestro (Mark Strong), pidiendo que avisara a los guardianes que Parallax había regresado, para después huir al planeta habitado más cercano, la Tierra y activar su anillo para encontrar un sucesor…

Es entonces que conocemos a Hal Jordan (Ryan Reynolds), un piloto de pruebas para la empresa “Ferris Aircraft”, desenfadado, cínico, algo irresponsable y atormentado por el recuerdo de la trágica muerte de su padre, Jordan es un desorden y lo demuestra en una prueba contra dos prototipos de aviones robot con tácticas que casi le cuestan la vida y hacen que la empresa entre en riesgo de perder su contrato con el gobierno.

Inadvertidamente, Jordan es transportado por una luz verde al lugar en que la nave de Abin Zur se estrelló, ahí, el alienígena le entrega a Jordan su anillo y su linterna, explicándole que debe ser su sucesor y el gran honor y responsabilidad que ello implica. Jordan escapa de la escena antes de que la nave y el cuerpo de Abin Zur sea descubierto por la milicia.

El doctor Hector Hammond (Peter Sarsgaard) es convocado por Amanda Waller (Angela Bassett) para realizar la autopsia de Abin Zur, sin embargo, inesperadamente, Hammond es infectado por una parte de la esencia de Parallax atrapada en la herida de Abin Zur, esta energía muta el cuerpo de Hammond, dándole poderes telepáticos y telequinéticos, pero haciéndolo enloquecer y deformando su cuerpo.

Tras ser atacado por tres hombres, Hal descubre de forma sorpresiva el poder de su anillo que, al activarse, lo transporta al planeta Oa, donde descubrirá que es el primer ser humano en portar un anillo de linterna verde, y conocerá interesantes personajes, algunos de los cuales lo harán sentir bienvenido, pero otros, lo harán sentir despreciado por reemplazar al legendario Abin Zur y subestimado, por ser humano, una especie vista como primitiva.

La presión es demasiada y Hal se siente forzado a renunciar al cuerpo y regresar a la tierra, conservando su anillo y su linterna, ahí, eventualmente, se ve forzado a confrontar a un cada vez más loco Hammond, quien, por medio de su lazo inconciente con Parallax, lo dirige hacia la tierra, para destrozar otra civilización y absorber el poder de su miedo, lo que considera suficiente para derrotar a los guardianes y a todo el cuerpo de linternas verdes.

El curso de colisión está marcado para todos los personajes y la cuenta regresiva para definir el destino de la tierra ha comenzado… ¿Podrá Jordan superar sus complejos y descubrir que el valor no es la ausencia de miedo, sino saber superarlo, a tiempo para enfrentar al ser más poderoso de la existencia? Bueno, la respuesta a esa pregunta, aunque obvia, queda en el aire.

Veredicto:

Tras tener cerca de dos meses desde el estreno en Estados Unidos de esta película para seguir de cerca las reacciones de la prensa especializada y de los medios en general con respecto a la misma y poder ver cómo todo mundo DESTROZÓ esta producción, tal vez muchos no la vean y algunos de los que sí, quizás se vean parcializados por dichas opiniones negativas predominantes.

Hay algunos enfoques desde los que la visión de esta cinta podría parecer inusual… ¿Por qué? Bueno, las películas basadas en cómics tiende a buscar construir una realidad mundana y luego hacerle a esta un contrapeso a través de los elementos sobrenaturales, fantásticos o de ciencia ficción relacionados con la creación del o los superhéroes protagonistas, mostrándolos como una luz poco común en un mundo normal… y en ese aspecto, esta película rompe el molde de la tendencia, pues desde un principio la historia se centra en los preceptos históricos, cósmicos y hasta metafísicos que rodean a la mitología del cuerpo de Linternas verdes, por lo que en el aspecto fantástico y de ciencia ficción, de por sí predominante en el género, está muy sobrecargada (Digo, incluso en “Thor”, se trató de convertir la mitología nórdica en una interpretación de figuras extraterrestres altamente avanzadas) y es que aquí, lo que vemos, es lo opuesto, aspectos cósmicos, fantásticos y de ciencia ficción descendiendo sobre un mundo normal del que no nos ofrecen elaboración alguna, estallando ambos en la colisión.

Sin embargo, la crítica, en mi humilde opinión, ha estado descargándose de más con esta película, si, no es la octava maravilla y la manera en que está estructurada nos brinda las mayores impresiones al principio, empalagándonos y reduciendo el impacto de estos elementos desde muy temprano en la trama, pero es, en general, una película, para su género y contexto, decente, no sobresale en nada, fuera de sus efectos especiales, pero definitivamente no es TAN mala como nos han querido hacer creer.

Mención aparte merecen sus efectos especiales, los aliens, tanto los totalmente hechos en CGI como aquellos creados con la ayuda de la técnica utilizada en “Avatar” de James Cameron, se ven estupendos, e incluso muchísimo más realistas que los de la cinta antes mencionada, se ve el presupuesto y el esfuerzo detrás de la parte visual de esta película… sin embargo, resulta un poco desconcertante ver tal despliegue excelso de efectos especiales verse contrastado con el simple hecho de no poder montar un antifaz virtual sobre la cara de Ryan Reynolds y hacerlo ver como algo más que un CGI de la peor calidad…

A final de cuentas, “Linterna Verde” es esa clase de película que todo el que haya conocido al personaje (en cómics, animaciones u otras adaptaciones) y le haya agradado, seguramente disfrutará, así mismo todo aquel fan en general de los cómics… pero eso sí, aquel atrapado por la tendencia argumental de este tipo de cintas, que espere ver al personaje realizado de un modo que apele desde una dirección diferente a la normalidad del mundo y su contraste con lo fantástico del género, podría verse decepcionado… dicho sea de paso, como casi siempre comento en cuanto a este tipo de películas se refiere, toda persona que espere ver algo más que un blockbuster de verano súper cargado de efectos especiales, mejor aléjese de esta producción, pues, si en algo es honesta, es en la manera en que no se toma en serio a sí misma y eso, sin caer en el ridículo, suele ser una virtud, como en este caso.

Trailer:

—————————————————————————–

Con esto llegamos al fin de un Domingo de Entretenimiento más, esperando que haya sido de su agrado y recordándoles que pueden seguir este espacio por Facebook (en “Esa voz en tu cabeza“) y por Twitter (a través de @ZarexAvatar o revisando el hashtag #EsaVozEnTuCabeza con regularidad) y dejen sus comentarios y opiniones, tanto del contenido actual, como de lo que les gustaría ver, les aseguro que serán leídas con agrado y respondidos a la brevedad.

Gracias por leer.

Fin de la entrada.