Dirige: Joe Johnston.

Escriben: Christopher Markus, Stephen McFeely.

Actúan: Chris Evans, Tommy Lee Jones, Hugo Weaving, Hayley Atwell, Sebastian Stan, Dominic Cooper, Neal McDonough, Derek Luke, Stanley Tucci.

Lo mejor: Los efectos especiales, el reparto y la manera en que encaja con las historias del resto de las películas de Marvel.

Lo peor: A pesar del éxito al actualizar esta historia para las masas, tanto el antagonista principal, como su destino final, no convencen del todo.

Lo estimulante: Los guiños para los fans de Marvel y sus otras cintas y el breve trailer de “Los vengadores” que aguarda a quien espere a que terminen los créditos.

Calificación: Cinéfila palomera – 3/5; Intelectual – 2/5; Comiquera relajada: 3/5 – Comiquera Sheldon Cooper 2/5; Marvel Zombie – 5/5.

Contexto:

Es algo muy palpable que algunos de los personajes con mayor tradición en los cómics son los más desestimados por el público en general, especialmente real es esto para Superman de DC Cómics y para el Capitán América, de Marvel.

Sin embargo, en donde DC ha fallado (en trasladar al hombre de acero al cine de un modo que apele a la generación actual), Marvel finalmente ha tenido éxito, con uno de los personajes que siempre se consideró más difícil de adaptar para las masas, por considerarse una propaganda pro-estadounidense con patas, y es que al final… poco es lo que se puede decir del Capitán América con sólo verlo más allá de dejarse llevar por el atuendo aparente de un mameluco con la bandera de su País…

Marvel ha invertido demasiado esfuerzo, tanto en la inclusión de actores de carácter, como en procurar la participación de los escritores de sus cómics por lo menos en la forma de consultores en la generación de los libretos, además de, obviamente, destinar enormes presupuestos al desarrollo e incorporación de efectos especiales de última generación para llevar a sus personajes a la pantalla grande como nunca se había hecho. Y si, el resultado dista enormemente de ofrecernos películas artísticas, intelectuales, profundas o a cualquier nivel (además de “efectos especiales”) dignas de un oscar, pero, contextual y en comparación con las cintas basadas en cómics realizadas en el pasado, los resultados son bastante alentadores.

Como Superhéroe, el Capitán nace en Diciembre de 1940, creado por Joe Simon y Jack Kirby, al publicarse su primer cómic, cuya portada, famosa desde aquel entonces, fue recreada para la película (la que presenta al Capitán golpeando en la mandíbula al mismísimo Hitler). Dado el ambiente de aquellos años, envueltos en la segunda guerra mundial, fue uno de los cómics más vendidos, hasta la era de la post-guerra, cuando las ventas cada vez más bajas llevaron a su cancelación… se le trató de revivir a finales de los 50’s, pero el intento fue un fracaso rotundo, al menos hasta unos años después, en 1964, cuando Stan Lee, quien contribuyó en su tiempo con algunas historias para las primera publicaciones del personaje, decidió “resucitarlo” en las páginas del exitoso cómic de Los Vengadores, creando esta historia de cómo el Capitán había quedado congelado en el mar tras su última misión, regalándole al personaje esa dinámica profunda del hombre fuera de su tiempo en un mundo que siente que no siempre tiene un lugar para él.

Reseña:

Un grupo de científicos en el Ártico encuentran un enorme avión que, en su interior alberga un objeto congelado en el que se alcanzaba a apreciar lo que aparentaba ser el escudo del Capitán América.

El resto de la historia se nos presenta en la forma de un enorme flashback que comienza con el oficial nazi, Johann Schmidt (Hugo Weaving) llegando a una iglesia en Tonsberg, Noruega, donde descifra la localización de un antiguo objeto de poder de la mitología nórdica, el tesseract, mismo que llevará a su asociado, el científico Arnim Zola (Toby Jones.)

Mientras, en Estados Unidos somos testigos del empeño incansable que Steve Rogers (Chris Evans) pone en formar parte del ejército a pesar de su frágil condición física y es que para Rogers es importante pelear por lo que es correcto, a pesar de estar en desventaja o ser visto como alguien débil… en una de tantas discusiones acaloradas al respecto con su mejor amigo, James “Bucky” Barnes (Sebastian Stan), quien si pudo enlistarse, ambos jóvenes son escuchados inadvertidamente por Abraham Erskine (Stanley Tucci), el científico a cargo de la “operación renacimiento” del ejército para crear a un súper soldado… Erskine escucha la pasión de Rogers y decide entrevistarlo, tras lo cuál, usa sus influencias para incorporarlo al programa, lo que el Coronel Chester Phillips (Tommy Lee Jones) no entiende al principio, pues ve el uso de un hombre frágil para este experimento como un desperdicio de potencial.

Finalmente, Rogers dejó de manifiesto que lo que le faltaba físicamente, lo compensaba con creces en voluntad, valor y humanidad, por lo que Erskine se impone y lo somete al experimento, cuyo resultado exitoso es una sorpresa para todos, incluyendo a la oficial Peggy Carter ( Hayley Atwell), a quien le causa una gran impresión el cambio y que, en adición, al ir conociendo más a Rogers, ve cómo, entre ambos, se forma un lazo especial de amor platónico.

Por desgracia, al momento de verse el éxito del experimento, un saboteador infiltrado, trabajando para Schmidt, se revela, haciendo estallar una bomba, matando a tiros a Erskine y robando una muestra del suero del supersoldado, aunque es capturado por Rogers antes de poder huir con el mismo.

A la mezcla se añade Howard Stark, el “mejor ingeniero de la nación” que contribuye como diseñador de equipo, armamento y consultor tecnológico del proyecto de la reserva estratégica de defensa (precursora de S.H.I-E.L.D.), una gran adición al equipo que contribuirá, entre otras cosas, con el escudo indestructible del Capitán.

Ante el fracaso que representa la muerte de Erskine para continuar con el proyecto de crear un ejército de super soldados, Rogers es relegado por el coronel Phillips, lo que es tomado como una oportunidad por el senador Brandt (Michael Brandon) para convertir a Rogers en una especie de mascota del ejército, el “Capitán América”, ideado como un personaje patriótico para alentar la compra de bonos de guerra para apoyar monetariamente al ejército, al menos, hasta que Rogers se entera de la desaparición en acción de su amigo Bucky y decide ignorar órdenes e ir a buscarlo.

Mientras tanto, Schmidt aprovecha el poder del tesseract para crear armas espeluznantes y de enorme poder destructivo para ganar la guerra, traicionar a Hitler e iniciar un esquema donde su facción nazi, Hydra, se apodere del mundo por completo, lo que, obviamente, generará un choque entre el propio Schmidt (quien comparte un pasado con Erskine) y Rogers…

Veredicto:

Al final, “Capitán América: El primer vengador” es lo que es, siendo realista, quien entre a una sala de cine esperando ver algo más que un blockbuster comercial de verano, es un ingenuo, pero, ello no demerita en ese mismo contexto a esta película… que, como tal, cumple muy bien las expectativas que levanta, a diferencia de muchos otros blockbusters de este y otros años, que prometen más de lo que pueden cumplir.

Sin embargo, aún en ese limitado contexto, esta producción dista de ser perfecta, pues, resumiendo, si bien Joe Johnston tiene éxito traduciendo al personaje para esta generación de cinéfilos, algunos personajes no terminan de cuajar, ya sea el cliché con pies que es el personaje de Tommy Lee Jones o el villano acartonado y caricaturezco que es Cráneo Rojo… sin embargo, el talento de los actores compensa, al igual que lo bien logrado de la atmósfera y cómo la historia embona y da sentido a las conexiones latentes entre todas las películas de los estudios Marvel.

En palabras de su director, esta cinta no es sobre Estados Unidos, es sobre un hombre que trasciende no por el héroe en el que se convirtió, sino por ser quien siempre fue… siendo un norteamericano notable en una historia internacional, con personajes y locaciones internacionales y, la verdad, a pesar de lo extremadamente patriótico que este personaje ha demostrado ser a lo largo de los años (rayando en lo ridículo), en lo referente a esta cinta, tengo que concordar con su director… pues, a pesar de ser el máximo símbolo patriótico después del tío Sam, esta producción se siente más como un testimonio del coraje del que un hombre puede ser capaz en un universo destinado a estar plagado de superhéroes que como una propaganda patriótica clásica del “american way of life” que siempre resulta tan nauseabunda.

Si son fans del personaje, de las películas de los estudios Marvel o simplemente quieren ver desde ya el primer teaser de Avengers que los espera al finalizar los créditos, no se pierdan esta cinta, pero si esperan algo con demasiada profundiad o cualquier cosa más allá de un blockbuster de verano, quizás deban considerar bajar sus expectativas para poder ver esta cinta, sin frustraciones, o, de lo contrario, tratar de evitarla.

Lazos con las otras cintas Marvel:

  • Howard Stark es el padre de Tony Stark (Iron man)
  • El tesseract fue mostrado en la escena al final de los créditos de “Thor”, en la que Nick Fury explica dónde fue encontrado, descripción que corresponde con la escena en que Schmidt localiza el objeto en esta cinta.
  • Toda la simbología en la iglesia donde el tesseract aparece es nórdica y Schmidt, al encontrar el objeto, lo describe como “La joya de la sala de tesoros de Odín”, recordando a la escena de la misma sala en “Thor”, la sala estaba llena de objetos, salvo en un espacio que, ahora sabemos, pertenece al tesseract.
  • En Ironman 2, cuando Tony Stark revisa los apuntes de su padre buscando una cura para su envenenamiento por paladio, pasa por varios esquemas que involucraban un hypercubo, implícitamente basados en el tesseract (uno de verdad, no un cubo), que Howard Stark encuentra al final de esta película.
Curiosidades (*ADVERTENCIA DE SPOILER*):
  • Los soldados reclutados por el Capitán América aparecieron en su propio cómic en los 60´s, donde eran guiados por el mismísimo Nick Fury (La historia de Fury en los cómics es complicada, por ello, en las películas, se le removió de períodos históricos muy remotos para un hombre de su edad, para no confundir a la audiencia) en el título “Sgt. Fury & his Howling Commandos”, aunque algunos de los soldados en el escuadrón de Cap no son miembros originales de los Howling Commandos, si han aparecido como soldados o héroes en distintos cómics de la empresa.
  • Tesseract es realmente el nombre de una figura geométrica, concebida como el equivalente tetra-dimensional de un cubo, por lo que no debería lucir como un cubo ordinario, pero aún así fue retratado como tal en esta película, sin embargo, este cambio de nombre se da porque el objeto en cuestión, en los cómics, es llamado “El Cubo cósmico”, un nombre que no habría calzado bien en el cine, ni en la clase y estilo de historia que se buscaba adaptar a la pantalla.
  • *SPOILER* La escena de “muerte” del cráneo rojo fue muy similar a las escenas de transportación entre lugares distantes que se dieron en la película “Thor”, por lo que es aventurado pensar o decir que este personaje ha muerto realmente.

Trailer:

—————————————————————————–

Con esto llegamos al fin de un Domingo de Entretenimiento más, esperando que haya sido de su agrado y recordándoles que pueden seguir este espacio por Facebook (en “Esa voz en tu cabeza“) y por Twitter (a través de @ZarexAvatar o revisando el hashtag #EsaVozEnTuCabeza con regularidad) y dejen sus comentarios y opiniones, tanto del contenido actual, como de lo que les gustaría ver, les aseguro que serán leídas con agrado y respondidos a la brevedad.

Gracias por leer.

Fin de la entrada.