DirigeMichael Bay.

Escribe: Ehren Kruger.

Actúan: Shia LaBeouf, Josh Duhamel, John Turturro, Tyrese Gibson, Rosie Huntington-Whiteley, Patrick Dempsey, Kevin Dunn, Julie White, John Malkovich, Frances McDormand.

Lo mejor: Los efectos especiales, el uso del contexto histórico contemporáneo.

Lo peor: El revoltijo que Bay termina haciendo de las escenas en esta saga y el desperdicio de actores de talla como Turturro y Malkovich.

La impresiónLa escena de Sam en el baño de hombres, los cameos.

CalificaciónCinéfila palomera – 3/5Intelectual: 1/5Sheldon Cooper 2/5; Infantil: 3/5.

Contexto:

Si bien no es un secreto que Michael Bay es la clase de director que se preocupa más por el aspecto visual y una indiscriminada cantidad de explosiones que por la historia y la profundidad de los personajes de sus cintas, es hasta cierto punto conocido que se propuso hacer algo diferente con esta tercera entrega de la saga Transformers, que, dicho sea de paso, será también su última (o al menos, es lo que el director ha dicho hasta ahora) y es quizás por esa intención manifiesta de hacerlo mejor por lo que quizás, más de uno entró a las salas esperando más de lo que se obtuvo en las dos previas entregas de esta franquicia.

Uno de los puntos irónicos en torno a la promoción de esta cinta radica en el despido de Megan Fox, que a momentos llegó a llamar más la atención durante la campaña publicitaria más que la producción misma, atrayendo declaraciones al respecto de algunos de los más importantes integrantes de la misma, como lo son el mismo Michael Bay y hasta de Shia LaBeouf, que, para quien no sepa, fue despedida a petición del mismísimo Steven Spielberg (productor de esta cinta) al comparar en una entrevista a Michael Bay con Hitler, lo que afectó ligeramente la producción, ya que ciertas escenas ya filmadas con Fox, tuvieron que volver a ser grabadas, ahora, con su reemplazo, el nuevo interés amoroso del personaje de LaBeouf, la modelo británica Rosie Huntington-Whiteley.

Así que, Megan Fox formó tal vez incluso una parte más prominente de la promoción de esta película al salir de ella de lo que hubiera sido al quedarse…

Historia:

Nuevamente nos encontramos con Sam Witwicky (LaBeauf), quien lucha por encontrar un trabajo que refleje la importancia que siente que tiene tras haber salvado al mundo dos veces… pero que, mientras lo hace, vive en casa de su nueva novia, Carly (Hungtington-Whiteley).

Pero mientras Sam lidia con su lucha por obtener un trabajo y superar los celos que el exitoso jefe de su novia, Dylan Gould (Patrick Dempsey) provoca en él, un secreto que data desde los inicios de la carrera espacial entre Estados Unidos y la Unión Soviética en los 60’s se devela y es que, a finales de la guerra entre Autobots y Decepticons en Cybertron (misma que, se especifica, fue ganada por los últimos), el entonces líder de los Autobots, Sentinel Prime, huyó del planeta con un arma tan poderosa que pudo haber cambiado el curso de la guerra, pero su nave fue dañada y nunca más se supo de él o de su arma… sin embargo, su estrellamiento en el lado oscuro de la luna, detectado por científicos en la tierra, fue lo que disparó la ya mencionada carrera espacial de los años 60.

Todo esto, para sorpresa de Optimus Prime y sus Autobots, que se sienten traicionados ante esos secretos, pero deciden ir al rescate de su anterior líder y su arma, sin imaginar que, tras estos descubrimientos actuales, hay todo un complot Decepticon que es tan viejo como la misma carrera espacial y que pretende envolver a los protagonistas con fines oscuros que no pueden imaginar, encabezado por el mismísimo Megatron, quien aún no se recupera del precario estado en el que Optimus lo dejó al final de “La venganza de los caídos.”

Al final, la súper arma, sus capacidades y las intenciones con que puede ser usada serán el centro del conflicto entre Autobots y Decepticons, en otra serie de batallas de proporciones cataclísmicas que superarán con creces a las vistas en las entregas anteriores de esta saga, cerrando, en ese sentido al menos, con broche de oro, la participación de Michael Bay en esta franquicia cinematográfica.

Veredicto:

Uno de los comentarios más chistosos y más ciertos de esta cinta fue el expresado en Twitter por el escritor Jimmy Palmiotti: “Si no pudiste ir a ver transformers en 3D hoy, haz que un amigo te aviente un puñado de legos en la cara y te aviente por las escaleras al mismo tiempo”.

Y es que de ahí biene quizás lo que es más triste respecto a esta producción, que, radica, como ya se comentó, en la expresada intención de Michael Bay de hacer una cinta más profunda y basada en el desarrollo de los personajes, pero que, al final, resulta en un inicio lento demasiado explicativo de la vida aburrida de Sam desde la segunda parte para, posteriormente, convertirse en el mismo pastiche de escenas de acción interconectadas llenas de batallas desenfocadas y explosiones.

Sin embargo, uno de los intereses de Michael Bay que si se reflejó mejor en el resultado final fue el de dejar de acudir a mitos, leyendas y mitologías como raíz de la presencia de los transformers y darle un marco histórico más maduro a la presencia de estos personajes en nuestro planeta, usando el contexto histórico para situar la presencia de los transformers a lo largo de la carrera espacial de los 60´s entre Estados Unidos y la Unión Soviética… y usando tantos contextos, lugares y fragmentos de películas de archivo como les fue posible para lograr una atmósfera histórica, uno de los objetivos mejor logrados de la cinta y aún así, tampoco excelente.

He de decir que una de las cosas que me sorprendió fue que la mitad de la sala de cine en donde vi esta película se paró a aplaudir unos segundos cuando esta concluyó… y es que, a fin de cuentas, las críticas abominables de esta película sobran, y aunque ha distado de ser una sorpresa agradable en más de un sentido, la verdad es que no deja de ser la clase de filme que uno debe esperar cuando ve anunciado “Un filme de Michael Bay”

Y es así que se puede recomendar… pues el nombre de su director lo dice todo… siendo una cinta que los amantes de la acción y las explosiones que poco exigentes a la hora de la trama y el manejo de personajes amarán… y si bien la trama y el desarrollo  de la historia puede ser difícil de seguir por los más pequeños, los robots que se transforman, las batallas impactantes, la calidad de los efectos especiales y las puntadas humorísticas probarán ser una buena compensación para lo primero… aunque la larga duración de esta cinta (dos horas y media sin contar los trailers previos) inquietará a más de un niño, haciendo que se impacienten antes de que termine e impidiendo al adulto que lo acompañe apreciarla totalmente.

Por otro lado, aunque sobre decirlo, quien busque personajes complejos, tramas elaboradas y una de esas cintas hollywoodenses que tienen un balance entre el valor de su producción y el de su guión… no lo encontrarán en Transformers: el lado oscuro de la luna, así que absténganse a menos que vayan bien programados para ver explosiones, robots extraterrestres disparándose unos a otros y una trama larga y apretujada de escenas de acción…

Trailer:

——————————————————-

Esto es todo por este Domingo de Entretenimiento, espero que haya sido de su agrado. por ahora, me despido, como siempre, recordándoles que pueden seguir este espacio por Facebook (en “Esa voz en tu cabeza“) y por Twitter (a través de @ZarexAvatar o revisando el hashtag #EsaVozEnTuCabeza con regularidad) y dejen sus comentarios y opiniones, tanto del contenido actual, como de lo que les gustaría ver, les aseguro que serán leídas con agrado y respondidos a la brevedad.

Gracias por leer.

Fin de la entrada.