Bueno, sabido es por quien sigue la política mexicana (aún aquellos que no la siguen asiduamente) que entre los pobres lacayos que tienen que dar la cara constantemente por los aspectos tristes, fallidos e ineficaces del gobierno se alza con prominencia el rostro del vocero de seguridad, el Dr. Alejandro Poiré.

El gobierno limita a "10 Mitos" la serie de ideas que la ciudadanía tiene sobre su lucha contra el crimen.

En esta ocasión, bien difundido ha sido un video producido por el gobierno federal a través de YouTube en el que el Dr. Poiré nos “explica” cómo es la “realidad” con respecto a algunas ideas convencionalmente aceptadas sobre la lucha del gobierno contra el crimen organizado, poniendo, según él, los puntos sobre las ies y que a continuación lo ponemos a su consideración.

Pero vayamos más allá de la propaganda oficial… ¿Tiene razón ?

Analizando el video, Poiré comienza diciéndonos que la presidencia ha abordado el tema de la delincuencia desde una perspectiva democrática, transparente y sometida a la rendición de cuentas, todo esto dicho antes de los primeros 30 segundos… ¿Democrática? ¿Transparente? ¿Que rinde cuentas? Creo que todo aquel que vea los noticieros puede pensar en más de un ejemplo que contradiga estas afirmaciones, como las constantes marchas o las voces que se levantan de la población en blogs, medios y redes sociales clamando por un cambio en la estrategia (¿Democrática?), la transparencia existe a conveniencia, pero ni siquiera de la estrategia o la lucha, pues en su afán de presumir logros se les da a los detenidos de alto nivel oportunidad de hacer declaraciones en televisión que después no tendrán validez ante un juez… sin mencionar la aparatosa manera en que el presidente fue transparente al gritar que iniciaría esta lucha, poniendo sobre aviso a los criminales, por algo que era implícitamente SU TRABAJO y nunca tendría que haber estado presumiendo que haría… olvidando que los criminales también tienen televisores y que lo estaban viendo… y por último, los constantes ejemplos de muertes cuya responsabilidad recae sobre el ejército, que NO ESTÁ HECHO para estar en las calles, y el constante encubrimiento y su falta de responsabilidad (¿Que rinde cuentas?)

Poiré prosigue diciendo que en las democracias los gobiernos explican sus razones a través de sus diagnósticos, acciones a seguir, políticas y resultados y aclara que los gobiernos democráticos se someten a la evaluación y a la crítica ciudadana en el ánimo de generar una discusión productiva para la sociedad… A este punto yo, como seguramente muchos de los que vieron este video, ya me pregunto cómo el gobierno pretende combatir los llamados “mitos”, creando más… A mí me gustaría que me explicaran cómo este gobierno rinde cuentas, se somete a la evaluación, a la crítica y entabla discusiones productivas con la sociedad, eso no se puede hacer con monólogos unilaterales en los que el gobierno se compromete a escuchar, pero a nunca tomar acciones nacidas de propuestas que no salgan de sus miembros, básicamente, para ellos, y muchas veces virtualmente lo han dicho, se trata de “te escucho, pero no te hago caso” con respecto al pueblo.

El monólogo de Poiré continúa, ahora sobre cómo la seguridad es un “problema complejo”, que no cualquiera entiende, y luego avanza a decir lo más interesante, el meollo de todo este asunto, tildando a todos los “argumentos, opiniones, frases hechas y lugares comunes” que existen con respecto a este tema que se repiten y que se mantienen  en boca de la sociedad como “Falsos y carentes de fundamento en la realidad” acusando a estas ideas falsas de ser las culpables verdaderas de impedir una mejor discusión sobre el fenómeno y la lucha… porque claro, ¿Para qué culpar la unilateralidad en el diálogo de parte del gobierno, que prefiere sostener monólogos que tener debates cuando puedes acusar de falsedad y mito a todo lo que te contradice o no te conviene?

Luego, el Dr. Poiré se dispone a hacer una metáfora de cómo estos “mitos” crean un falso panorama, un laberinto y de por qué, debido a ello, corresponde analizar esos mitos, desmentirlos y acelerar el paso en la construcción de una seguridad auténtica, basada en la perspectiva de la crítica y la discusión (Difícil meta con un gobierno que goza escuchándose a sí mismo y explicándole a sus ciudadanos por qué ninguna idea que no provenga de ellos es buena, viable o productiva…) El doctor prosigue, hablándolos de lo malo y engañoso que es este laberinto y de lo importante que es apuntarnos para dejarnos guiar por él, prometiendo que al final, con su sabia guía (si, estoy siendo sumamente sarcástico), seremos capaces de “evaluar los logros y definir los retos” que aún hay pendientes para llegar al destino anhelado por todos… de la misma manera, si me permiten la comparativa, en que cualquiera estaría más preparado para evaluar la validez de la doctrina de los testigos de Jehová después de leer la Atalaya =)

—————————————————————————-

Ayer, en el blog nuevo y reluciente de la presidencia, más específicamente en el del Doctor Alejandro Poiré, se publicó la primera de 10 entradas dedicadas a ir “desmintiendo” cada uno de los así llamados “mitos” con respecto a la ahora llamada “lucha por la seguridad” (Antes llamada por nuestro presidente “Guerra contra el crimen organizado”, aunque ahora lo niegue).

La entrada empieza con un video muy simpático y tierno con animaciones para que nosotros, los incrédulos y confundidos ciudadanos engañados por los malosos mitos, podamos entender lo que a continuación se muestra.

En este video, como en el texto añadido por Poiré, se afirma que el primer mito es que el gobierno no cuenta con una estrategia para combatir al crimen organizado y que sólo usa la fuerza (aunque si me lo preguntan, buscar tangentes por las cual sacar a los militares que han matado civiles si requiere  mucha estrategia, aunque tampoco son buenos en ella o al menos, nada sutiles).

De inmediato, obviamente, con un gran sello de “falso”, se reduce la mencionada idea a mito y ahora, con toda su complejidad, reducen el “argumento” para dicha posición declarando que “el gobierno federal diagnosticó el problema y diseñó la estrategia” (y no cualquier estrategia, sino una “estrategia integral”, así es, este es el momento de sentirse apantallado).

Posteriormente, para dejar de criticar un poco, se nos aclara en términos igual de sencillos el objetivo de dicha estrategia… que pone en posición a todo quien lo lea de poner a prueba lo dicho por Poiré sobre la apertura del gobierno al diálogo y a la rendición de cuentas, pues, los objetivos, son estos:

Reconstruir el tejido social, lograr la transformación institucional del estado (lo cual se podría juzgar mejor si aclararan qué clase de transformación pretenden…), mejorar la corresponsabilidad de la comunidad internacional (aventarle parte del paquete a EUA, digo, para los que no ven las noticias) así como limitar el crecimiento de los grupos criminales y reducir los índices delictivos. Y hacen énfasis en que “se busca fortalecer permanentemente el imperio del estado de derecho”.

Y si, son metas muy bonitas, pero… ¿Se han logrado?, veamos…

¿Se ha reconstruido el tejido social? digo, es ilógico esperar que el gobierno haga magia y logre a cabalidad todas esas metas, pero en casi 5 años debería haber avances y el único tejido social que veo reconstruido recae en la gente que cada vez está más unida en gritarle al gobierno y a los criminales (por igual) “YA BASTA”, y eso es como decir que el gobierno ha tenido éxito debido a su incompetencia.

¿Se ha logrado la transformación institucional del estado? Como lo dije, habría que especificar, transformación “¿En qué?”, fuera del término, ya muy usado de, “Estado fallido”, no puedo pensar en otra clase de transformación que pueda tildarse de exitosa, aunque claro, en este sentido se refieren a la legislación, que, como parte de la estrategia, no ha puesto alto a la violencia.

¿Se ha mejorado la corresponsabilidad de la comunidad internacional? Yo diría que eso depende de a quien le preguntes, pero el hecho es que cualquier mejoría (como el escándalo en EUA sobre la operación “rápido y furioso”, no dependieron de nuestro gobierno y por lo tanto, no es un logro del que puedan presumir), lo único que se ha hecho es aventar responsabilidad por las armas que se trafican desde estados unidos que, no parecen darse cuenta, si no vinieran de ahí, llegarían de otro lado… Claro, calderón logró que el gobierno Estadounidense reconociera su corresponsabilidad y lo apoyara, pero… ello tiene sus propias ramificaciones, mencionadas más adelante.

¿Se ha limitado el crecimiento de los grupos criminales? Sin duda han habido grandes arrestos (aunque como se ha dicho, arruinando inteligencia potencial que pudiera obtenerse de los detenidos o declaraciones incriminatorias al exponerlos a las cámaras de televisión, algo muy estúpido por hacer en el marco de una impresionante “estrategia integral”, sin mencionar el incidente de la captura de “la Barbie” por una violación de tránsito, más que por una estrategia integral y trabajo de inteligencia), pero el crecimiento de los grupos y la violencia de que hacen gala, contra el gobierno, las fuerzas policiales, el ejército, la ciudadanía y entre ellos mismos sólo ha crecido exponencialmente lo que responde por sí mismo la pregunta de ¿Se han reducido los índices delictivos? NO, que es también de forma implícita la respuesta a “¿Se ha fortalecido el imperio del estado de derecho”.

Sin embargo, la caricaturita esta continúa y dice que el diagnóstico y la estrategia llevaron a 5 componentes claves en esta lucha:

  1. Operativos conjuntos en apoyo a las autoridades locales y a los ciudadanos. Diciéndonos que por no enfrentar antes el problema, el narco empezó a secuestrar y extorsionar… cuando todos sabemos que en los secuestros han habido más involucrados dentro de las fuerzas del orden que de los narcos, quienes en todo caso si extorsionan al clamar ofrecer “protección” y no falta la anécdota de quien hizo válida dicha protección, siendo el narco quien recuperara a la persona secuestrada de manos de “agentes del orden” (uno de estos casos narrado varias veces por Brozo en su programa “el mañanero”), así que esta es otra forma de aventar la bolita a donde va a veces, pero no siempre. (Sin mencionar que mucho del descaro mayor en las tácticas de la delincuencia parte de la vehemencia con que nuestro presidente anunció a los cuatro vientos su “guerra”, en busca de popularidad).
  2. Escalar las capacidades operativas y tecnológicas de las fuerzas del estado. (traducción, inyectar dinero… lo que no es malo si también se invirtiera en otras cosas igual de importantes para el futuro de la nación, como el desarrollo de tecnología y, más importante, la educación, pero al sistema educativo, no al sindicato de maestros.)
  3. Reforma al marco legal e institucional. En este marco entran muchas leyes que no necesariamente afectan al crimen, sino que benefician a los bancos, pues fuerzan a todos a hacer uso de ellos al haber alcanzado ahorros que sobrepasen ciertas cantidades y a pagar impuestos adicionales por medio de esas cuentas bancarias al sobrepasar ciertos límites monetarios… sin embargo, no todo el nuevo marco legal es cuestionable, pero no se puede negar que hayan aprovechado para satisfacer otras agendas.
  4. Política activa de prevención del delito. Que se puede resumir en los distintos programas de apoyo a la salud y a la educación que, en algunos casos si representan avances dignos de reconocimiento (como el seguro popular, que no es perfecto y necesita mucho más trabajo, pero que ha avanzado mucho), pero en cuanto a apoyos a la educación y de becas, sigue siendo insuficiente, sobre todo por no contar a su vez con una estrategia para hacer algo más que producir empleos de mala calidad para la gente que no estudia, sino trabajar A LA VEZ tanto en la generación de empleos DE CALIDAD para gente de todos los niveles educativos, como legislar para un marco legal más justo con esos mismos trabajadores que deje de darle todas las cartas a los empleadores con una licencia para abusar.
  5. Fortalecer la cooperación internacional (Por ejemplo, a través de la iniciativa Mérida). El problema con esto es que aunque esta iniciativa es una victoria del presidente Calderón por finalmente lograr que EUA aceptara su parte de la responsabilidad, esta iniciativa es ideada y liderada precisamente por los Estados Unidos, sin mencionar las críticas de las que es objeto por los constantes abusos de soldados y agentes del orden y por ser parte del problema de la creciente violencia en el país.
Se nos aclara que sólo el primero de estos componentes implica la fuerza (aunque varios de ellos son un preámbulo o un habilitador para ello) y que dicha fuerza no se aplica en todo el territorio, sino en regiones específicas (esto me suena a una minimización, como cuando el presidente se refirió a las cantidades estratosféricas de muertos en el fuego cruzado entre el crimen y el ejército como “daños colaterales”).
Con todo esto es que se nos aclara que si hay una estrategia y no sólo se trata del uso de la fuerza, pero como ven, las cosas son más complicadas que eso y, por desgracia, el que haya una estrategia más allá del uso de la fuerza (mito en parte propiaciado y enaltecido por el propio gobierno y el propio presidente, haciendo ahora tanto esfuerzo por desmentirlo), no quiere decir que dicha estrategia sea correcta o esté funcionando y ¿Saben qué?, ese es el problema precisamente, que dicha “estrategia” falla.
Después del video, Poiré nos ofrece un texto con su perspectiva, que sólo retoma con sus palabras lo relatado en el video, pero sirva de ejercicio rescatar algunas partes no mencionadas… dice poiré:
“Hoy los servidores públicos debemos aprobar exámenes de control de confianza.”
Cuando hace menos de una semana se estaba dando a conocer el grave problema de la cantidad absurda de estados, municipios y funcionarios que no se han sometido satisfactoriamente a estos exámenes, ya no digamos pasarlos.
Para terminar, quiero hacer incapié en que esto no se trata de criticar al gobierno sólo porque si… sino de hacernos valer, reconocer lo que se hace bien, pero dejar claro que tampoco vamos a dejar que se insulte nuestra inteligencia.
Y es por ello que me despido anunciando que durante las próximas semanas el Mártes político de “Esa voz en tu cabeza” será dedicado a una réplica ciudadana, como lo fue esta, de cada nuevo “mito” que Poiré pretenda “desmentir”. No olviden que pueden seguir este espacio por Facebook (en “Esa voz en tu cabeza“) y por Twitter (a través de @ZarexAvatar o revisando el hashtag  #EsaVozEnTuCabeza  con regularidad) y dejen sus comentarios y opiniones, tanto del contenido actual, como de lo que les gustaría ver, les aseguro que serán leídas con agrado y respondidos a la brevedad.

Gracias por leer.

Fin de la entrada.