Este Domingo de entretenimiento, en lugar de sólo recomendarles algunas cintas, vamos a presentarles una breve aproximación a la filmografía de un director que hace pensar con diálogos inteligentes, mientras hace reír con las bromas más soeces, me refiero al director, actor y escritor de cine y cómics, Kevin Smith.

Smith es un cineasta controversial en algunos sentidos, pero el vivo ejemplo de alguien que está dispuesto a darlo todo y luego un poco más en orden de llevar sus ideas a la pantalla.

El primer filme de Smith es la prueba de lo anterior, para financiarlo, el cineasta renunció a terminar sus estudios para que su escuela de cine le diera un reembolso parcial, vendió su colección de historietas, quemó cuantas tarjetas de crédito pudo sacar y convenció a los dueños de la tienda y el videoclub en el que trabajaba de prestar ambos negocios como locaciones, adicionalmente, el reparto constó de amigos y conocidos, logrando armar su anhelada ópera prima, Clerks, por tan solo US$27,575.00 para después presentarla en el festival de cine de Sundance, en 1994, en donde los derechos de la cinta fueron adquiridos por Miramax, con quienes, a través del éxito comercial y la aclamación de los críticos, Smith iniciaría una relación profesional que continúa hasta estos días.

Smith es reconocido por sus diálogos elaborados al escribir los guiones de sus películas, pero a la vez por un humor soez, muy basado en el uso de malas palabras y todo tipo de referencias sexuales y hasta escatológicas, a la vez que complementa estos recursos con un desarrollo de personajes que tiende a convencernos de que son personas muy auténticas, a pesar de caer en las situaciones más disparatadas y reaccionar a ellas de las maneras más contraintuitivas… y para muestra, demos un paseo por su filmografía.

———————————————————————————-

CLERKS

Dirige: Kevin Smith

Produce: Scott Mosier, Kevin Smith

Escribe: Kevin Smith

Actúan: Brian O’Halloran, Jeff Anderson, Marilyn Ghigliotti, Lisa Spoonhauer, Jason Mewes y Kevin Smith

Para Kevin Smith, este filme lo empezó todo, su carrera como director, su relación profesional con Miramax, el universo fílmico dentro del cuál tomarían lugar la mayoría de sus cintas y hasta algunos de los personajes más entrañables y queridos por el público de las mismas, nada menos que Jay y Silent Bob.

Clerks es, ante todo, una historia de superación, o al menos, de encontrar la voluntad de superarse una vez que aceptas que te has estancado en la vida y esto lo descubres a través del hastío del personaje principal, Dante Hicks (O’Halloran), a quien, al inicio de la película, su jefe pide trabajar en su día libre, durante el cuál acontece la historia y que sirve como marco para retratar el disgusto que este personaje siente por la etapa de su vida que atraviesa (y haciendo famosa para los seguidores del director su frase cliché “I’m not even supposed to be here today!” o “Ni siquiera se supone que yo deba estar aquí hoy”), pero por si las cosas no fueran tal y como están ya difíciles para Dante, por medio de una amistad tan entrañable como disfuncional, el reto secundario de esta cinta lo presenta el eterno amigo de Dante, el alocado, irresponsable, cínico y tan autodestructivo como destructivo, Randall Graves (Anderson).

El transcurso de este alocado día llevará a estos personajes por caminos inusuales de abordar temas del día a día para cualquier persona como la muerte, el hastío de la rutina, el valor de superarse, la esencia de la amistad y muchos tipos de conflictos que surgen en las relaciones (tanto románticas como amistosas) nos encontramos con una cinta que, en connjunto, tiene mucho que ofrecer al espectador en cuanto a reflexión, sin mencionar que a través de sus coloridos personajes nos ofrece una óptica fresca sobre los mencionados temas y además, incluye el debut de dos personajes de los que hablaba antes, Jay (Meyes) y Silent Bob (Interpretado por el propio Smith), un par de adictos que se pasan todo el día afuera de la tienda, drogándose y vendiendo marihuana, de los cuales, Silent Bob, que le hace honor a su sobrenombre, nunca habla, excepto para ofrecer alguna perla de sabiduría en el momento oportuno.

Clerks no sólo puso a Smith en el mapa sino que forjó su fama como escritor y director a la vez y es una joya del cine independiente que no deberían dejar pasar, aunque, se reconoce, no es fácil de encontrar.

MALLRATS

Mallrats

Dirige: Kevin Smith

Produce: Sean Daniels, James Jacks, Scott Mosier.

Actúan: Jason Lee, Jeremy London, Shannen Doherty, Claire Forlani, Ben Afleck, Joey Lauren Adams, Priscilla Barnes, Jason Mewes y Kevin Smith, Ethan Suplee (Con la aparición especial de Stan Lee).

Tras el éxito que Smith lograra con Clerks, se dio a conocer como un escritor y director idóneo para los jóvenes adultos, por su manera de fusionar las bromas vulgares con diálogos inteligentes y bien elaborados, por lo que un representante de Universal Studios se les aproximó a Smith y a su productor de cabecera y amigo de la escuela, Scott Mossier, para ofrecerles la oportunidad de hacer un nuevo proyecto para el estudio, pero más orientado al público adolescente (un “porkys inteligente”, fue lo que se le pidió a Smith), por lo que el joven director empezó a trabajar en un guión, definiendo lo que sería su universo fílmico, dando continuidad a su formato de un protagonista serio y reservado con un amigo entrañable pero disfuncional que lo mete en más problemas de los que ayuda a resolver, además de volver a recurrir a los dos personajes secundarios de Clerks que tanto habían gustado, Jay y Silent Bob y haciendo referencias a situaciones y personajes mostradas o mencionadas en Clerks, y utilizando su afición por las historietas para incorporar elementos de estas en el guión y hacerla más atractiva para los adolescentes.

El resultado fue un filme que no gustó a la crítica, pero que para muchos de los que vieron Clerks fue grandioso, y aunque en las salas de cine no tuvo mucho éxito, encontró su mercado al salir en formato casero, donde legiones de adolescentes y jóvenes adultos se enamoraron del estilo relajado de hacer cine de Smith.

Esta cinta es mucho menos complicada que Clerks y parece más al estilo de comedia de “Ferris Bueller’s day off”, pero menos amigable para las audiencias familiares, dado el lenguaje usado en la cinta y algunas escenas con contenido sexual leve.

Mallrats sigue las andanzas de T.S. Quint (Jeremy London), un joven entusiasmado por su viaje de fin de semana con su novia Brandi (Claire Forlani), pero que ve caer todas sus espectativas cuando el padre de la chica, productor de televisión, pide a su hija ocupar el lugar de una amiga de la familia que aparecería en un programa cuyo piloto sería transmitido en vivo esa misma tarde y que, debido a un comentario inapropiado de T.S. murió inesperadamente de una manera bizarra, sin embargo, el joven se muestra reacio a comprender la situación en la que inadvertidamente había metido a su novia, quien, ante la frustración, termina con él.

T.S. busca a su mejor amigo Brodi Bruce (Jason Lee), quien momentos antes también había sido cortado por su novia Rene (Shannen Doherty), así que ambos jóvenes se deciden a olvidar sus penas vagando la tarde por el centro comercial, en donde se encontrarán una serie de pintorescos personajes, como un joven obsesionado con encontrar la forma de uno de esos dibujos con efecto 3D cuando los ves fijamente, una chica realizando una investigación demasiado práctica sobre sexo para un libro que escribe, la ex novia de T.S., el tipo idiota de la tienda de ropa para caballero que pretende abordar a la novia de Brodi, el inmisericorde guardia de seguridad del centro comercial, el padre de Brandi, quien montará su show en pleno centro comercial, además del regreso de Jay y Silent Bob y hasta una aparición estelar del genio de los cómics, el gran Stan Lee.

Con una trama descabellada, menos seria que Clerks, Mallrats aún así nos ofrece el sello de Smith, aunque este se diluye bastante con el tono netamente adolescente con que esta cinta fue realizada… pero que aún así, para quienes disfrutaron Clerks puede resultar atractiva, tan sólo para volver a ver a Jay y Silent Bob, además de ser también ampliamente recomendable para los amantes de los cómics y la cultura pop en general.

————————————————————-

Por cuestiones de tiempo y agenda, llegamos momentáneamente al final de esta primera parte, prometiendo tratar de abarcar lo mucho que falta de la filmografía de este divertido director para la próxima ocasión y recordándoles que pueden seguir este espacio por Facebook (en “Esa voz en tu cabeza“) y por Twitter (a través de @ZarexAvatar o revisando el hashtag #EsaVozEnTuCabeza con regularidad) y dejen sus comentarios y opiniones, tanto del contenido actual, como de lo que les gustaría ver, les aseguro que serán leídas con agrado y respondidos a la brevedad.

Gracias por leer.

Fin de la entrada.