Bueno, tengo mucho tiempo sin promocionar alguno de mis trabajo y la verdad es que llevo tanto tiempo puliendo “Guerrero Sagrado” que creo que es tiempo de presentar su reseña aquí.

Aunque la más poderosa de las razones es que quería dejar resuelto primero todo el asunto de los derechos, ya saben, más vale prevenir que lamentar (=P)

La reseña que leerán a continuación es la misma con la que el guión de “Guerrero Sagrado” se estará presentando ante ejecutivos de varios estudios importantes de Latinoamérica y Estados Unidos (¡Deséenme suerte!)

Espero la premisa les guste…

Reseña: “Guerrero Sagrado”
(“B’a-te’ ch’ul/k’ul”)

Esta es la historia de Bernardo González, un joven veinteañero que lo pierde todo cuando la asociación de su padre en una red de corrupción política resulta en el asesinato de toda su familia y como ello lo obliga a buscar la redención mientras se oculta en las selvas de Chiapas, al sur de México, en donde descubrirá que abundan el misticismo, la magia y el peligro.

Esta es una historia futurista de fantasía y ciencia ficción, con todo un trasfondo político y tecnológico acorde. La trama transcurre durante el año 2198, donde podremos ver que tanto América como Asia han formado uniones continentales al estilo de la unión Europea, además de que ambas se han aliado con un tratado que ha cambiado el balance de poder en el mundo. En este futuro alternativo, América usa una moneda complementaria en sus operaciones financieras, el Vespucio.

Las tragedias de Bernardo comienzan a tierna edad, su madre fue víctima de una muerte sospechosa cuando él solo tenía diez años, Bernardo, en su frustración, culpa a su padre, quien se niega a responder sus preguntas y finalmente decide deshacerse de su propio hijo, explotando su sueño de aprender artes marciales y mandándolo a Japón a estudiarlas por diez largos años, tras los cuales, el padre arrepentido contacta a Bernardo, pidiéndole volver, advirtiendo que el resto de la familia se encuentra en un peligro mortal.

Mientras tanto, podemos seguir también la diligente investigación de otro de los personajes, Lizeth Espinoza, Agente de la AFI y su compañero, Ismael García, a través de los cuales nos adentraremos en la red de corrupción política del sombrío Lázaro Peña, quien planea ser el próximo presidente de México, mientras mantiene ocultos sus sucios secretos y un misterio que desafía a la imaginación.

Bernardo regresa a México para encontrarse con la confesión de su padre, que se encontraba envuelto en una red de corrupción que involucraba a gente de los más altos niveles políticos del país, razón por la que su madre había sido asesinada para amedrentarlo años atrás, El padre de Bernardo lo convence de que es demasiado tarde para él y que ahora su responsabilidad será proteger a Ana, su hermana de 12 años.

Ana y Bernardo huyen, pero son localizados por un grupo de agentes corruptos en una autopista en medio de la selva de Chiapas, en donde Ana es asesinada ante los impotentes ojos de su hermano, antes de que este pudiera hacer algo. Finalmente Bernardo se encarga de los agentes, pero no sin ser herido. Ahora, para prevenir futuros ataques, se interna en la selva para ocultarse y sanar sus heridas.

En el futuro año 2195, la selva chiapaneca será un lugar de secretos y misterios, pues oculta entre sus entrañas una variedad increíble de bestias antinaturales que representan un peligro para los personajes que deambulan por ella, además, dentro de esta selva se encuentra también la última comunidad indígena que se mantiene al margen de la sociedad, además de una guerrilla que abusa de ella y busca erradicarla mientras mantiene oculta una operación de drogas. Ambos grupos se desenvuelven en el salvaje escenario mientras esconden sus propios secretos y representan para Bernardo respectivamente dependencia y peligro.

A través de los recuerdos del traumatizado y herido Bernardo, que deambula herido por la selva, nos enteraremos con detalle de su pasado, tanto de sus tragedias familiares, como del tiempo que pasó entrenando en Japón y la gente que conoció ahí, en uno de los pocos y más importantes dojos del país que aún enseña la filosofía del Bushido y los artes marciales que esta encierra. Además veremos como todo este trasfondo lo ha transformado en la persona honorable, pero a la vez torturada y sedienta de venganza que ha llegado a ser.

A la mezcla se añaden dos habilidosos personajes, Gendou Musashi y Shinji Yokohama, dos ex compañeros de dojo de Bernardo que viajan a México a seguirle la pista tras saber que este ha sido acusado por el asesinato de su familia y de los agentes corruptos que mataron a su hermana, crímenes que ambos hombres saben que no pueden ser verdad. Y mientras Shinji ejerce el papel del mejor amigo de Bernardo durante sus años en Japón, los motivos de Gendou para buscarlo podrían no ser tan altruistas.

Tras rescatar a una joven indígena de ser violada por un guerrillero, Bernardo es llevado al “pueblo secreto”, hogar de la última comunidad indígena que no ha tenido contacto con la sociedad moderna, ahí la joven que rescatara, llamada Ixchel, le muestra el peligro bajo el que su pueblo está, convenciéndolo de que se quede a protegerlos. Bernardo, buscando redención tras no haber podido evitar el asesinato de Ana, accede a la petición y recibe un regalo peculiar, una máscara de luchador que toda la gente del pueblo parece reconocer como el manto místico que tiende a ser usado por los “B’a-te’ Ch’ul/k’ul”, guerreros sagrados mandados por los Dioses mayas para proteger a su pueblo.

Durante el transcurrir de los acontecimientos se dejará claro el origen de esta misteriosa, pero mundana máscara y porque la gente de la comunidad cree que es sagrada.

A todo lo anterior se añade un último misterio, pues dentro de la selva chiapaneca aparecen y desaparecen figuras misteriosas, ancianos que comparten reminiscencias con los antiguos dioses mayas, estos ancianos, casi siempre sin ser vistos, alteran por medio de fuerzas antinaturales el flujo de acontecimientos y como los personajes son afectados por ello… ¿Son amigos o enemigos? Y ¿Qué representarán estos seres para Bernardo en su búsqueda de redención y venganza?

Acción, drama, intriga, ciencia ficción y fantasía rodean a esta historia y sus personajes, que, sin saberlo, se dirigen en curso de colisión a un enfrentamiento que desafía a la realidad misma y del cual, de manera inesperada, depende el futuro del mundo entero.

“B’a-te’ Ch’ul/k’ul” usa un estilo de narrativa no lineal, que presenta segmentos importantes de la trama y sus personajes en forma de Flashbacks, que son los encargados de ir proveyendo contexto y sustancia a los acontecimientos que van sucediendo.

Eso es todo por ahora, espero pronto poder hablarles de otros proyectillos en los que estoy trabajando…

Gracias por leer.

Fin de la Entrada.