Tenía algo de tiempo sobrante… y como casi todo ese tiempo lo paso pensando en alguien en particular de todos modos, se me hizo fácil escribir esto… espero que no se sienta demasiado burdo, lo escribí a la carrera, el break no fue muy largo, pero al menos refleja como me siento en este momento…

Contigo… y sin tí.

En tierras desiertas de esperanzas me despierto,
sintiendo un dolor correr por mi garganta,
y desde el inicio teniendo que luchar por sustento,
en una batalla de la que el perdedor no se levanta.

Recuerdos del ayer ya no hacen tanto daño,
pues las vivencias de hoy están llenas de pureza,
y me doy cuenta de cuanto he vivido en el engaño,
y que el dolor ido de ayer, del hoy no borra la tristeza.

Desde que nos fuimos conociendo, en tí es en todo lo que pienso,
mañana, tarde, noche, a cada momento tu recuerdo me tiene atrapado,
sé que no nos pertenecemos y mi amor por tí es solo otro tropiezo,
así que aquí estoy pensando en tí mientras tu amor otro ha reclamado.

Dicen que el destino se burla de nosotros, que es un comediante,
se que al menos de mi sí, pues siento que esto ya lo he vivido,
y mientras pensando en tí miro al cielo, pasan eternidades en un instante,
con tanto dolor acumulado, que de mi corazón quisiera haber removido.

Más que no poder estar contigo, tengo finalmente que aceptar,
que la verdadera tragedia yace cruelmente pegada a la ironía,
pues a pesar de estar separados, en dejarte no podría pensar,
y en que a pesar de mi dolor, lo que me rescata es tu alegría.

“Piensa egoísta, actúa altruista” es lo que yo pienso del amor,
y “ninguna buena acción queda impune” vi escrito en un mural,
y aunque estar cerca de tí es la máxima ironía y tme llena de dolor,
lo irónico es que solo encontré felicidad al ser de tí incondicional.

En tierras desiertas de esperanza cada día me despierto,
y cuando creo que en ellas moriré es que al fin puedo recordar,
que solo la luz de tu sonrisa me llevará al camino correcto,
que aunque no es el que sueño, contigo puedo transitar…

y al final eso es lo que cuenta, porque no creo que a la vida pueda pedir más…


Gracias por leer.

Fin de la entrada.