Lo Bueno: Acción, intriga y efectos decentes.

Lo Malo: Aunque dista de ser mala, no trasciende realmente.

Lo Raro: Dos mujeres biónicas por el precio de una.

Calificación: General – 3/5; Contextual – 3.5/5

En la primera mitad de la presente temporada de estrenos televisivos estadounidenses conocimos uno más de los múltiples remakes de series retro que se habían estado cocinando, afortunadamente, a diferencia de otras franquicias resucitadas (Cof, Cof, Knight Rider, Cof, Cof,) la nueva serie de Bionic Woman se desarrolla en un mundo complejo, donde nada es lo que parece y no se nos menosprecia con tramas simplificadas y absolutistas de lo que es el bien y el mal…

Bionic Woman

En esta versión, no existe un Steve Austin y Jaime Sommers (Michelle Ryan) no es una estrella del tennis, sino una cantinera que cría a su hermana adolescente Becca (Lucy Kate Hale) mientras sale con Will Anthros (Chris Bowers) un joven y brillante científico que no puede hablarle a Jaime de su trabajo, al menos, hasta el día en que ambos sufren un terrible accidente que le cuesta a ella su brazo derecho, sus dos piernas, parte de su rostro, además de su ojo y oído derechos.

Desde el principio se nos muestra que Jaime no es la primera Mujer Biónica, pues antes de ella se hizo un procedimiento similar en una mujer llamada Sarah Corvus (Katee Sackhoff,) a quien sus implantes (que actualmente incluyen ambos ojos, brazos y piernas,) le causaron varios efectos secundarios, entre ellos, la pérdida de su cordura.

Tras el terrible accidente de Jaime y Will (causado por Sarah) este último la lleva a su laboratorio, en donde sin autorización, expone a Jaime a la nueva versión del proceso biónico (que incluye la implantación de nano máquinas bautizadas Antrhocytes que impiden el rechazo de las prótesis y aceleran la curación del cuerpo.) Al despertar y descubrir su estado, Jaime se asusta e inicialmente se enfurece con Will, pero eventualmente llega a entender que hizo lo necesario por ella, por desgracia, los jefes de Will no toman sus acciones a la ligera, considerando que tras el costoso procedimiento de 50 millones de dólares, lo menos que esperan es contar con Jaime como su nueva agente. Will ayuda a Jaime a escapar de sus jefes, brindándole tiempo para pensar en lo que ha ocurrido y tomar una decisión por sí misma, pero inesperadamente, Sarah Corvus asesina a Will, lo que lleva a Jaime a enfrentarla, logrando vencerla por un estrecho márgen.

Will trabajaba para el Grupo Berkut, una organización independiente, encargada del cumplimiento de la ley y ocasionalmente apoyando a o apoyándose en agencias gubernamentales. Jonas Bledsoe (Miguel Ferrer,) líder del grupo Berkut, quiere que Jaime trabaje para ellos, despues de pensarlo Jaime decide aceptar, exigiendo solamente que sea bajo sus términos, Jonas acepta, aunque nada es tan simple como parece.

Jaime se adentrará en un mundo oscuro, que jamás pensó que existía, un mundo que al principio la aterrorizará y la hará desear nunca haber recibido sus implantes, pero es un mundo al que le hará frente por el bien de su sociedad, para crear un mundo mejor para su hermana, además, en su proceso de adaptación la ayudarán los operativos del grupo Berkut, Jae Kim (Will Yun Lee,) experto en artes marciales encargado del entrenamiento y condicionamiento físico de Jaime, Jae estuvo sentimentalmente involucrado con Sarah Corvus antes de que perdiera la cortura (y de hecho, él creía haberla matado.) Además, está Antonio Pope (Isaiah Washington,) un experimentado agente que actuará como el compañero de Jaime, cuya moralidad la hará entrar en fuertes (y muy físicos) conflictos con Pope de vez en vez. Y por último está Ruth Treadwell (Molly Price) que es la segunda al mando en Berkut y actúa como la terapeuta de Jaime, ayudándola a lidiar con las fuertes implicaciones mentales de su nueva vida.

Haciendo gala de buenos efectos especiales, secuencias de acción bien coreografiadas y un estilo que favorece la intriga y acción, Bionic Woman nos presenta un mundo que ha sido fuertemente influenciado por todos los cambios que la sociedad norteamericana ha vivido, las líneas éticas de los personajes ya no son trazadas y definidas por la moral de los 70´s, sino por la del nuevo milenio, en un mundo donde se enfrentan a terroristas y espías hostiles a los que, ocasionalmente, no pueden concederles las mismas cortesías que a cualquier otro ser humano.

Quizas Bionic Woman no es lo mejor de esta temporada, pero es una serie intensa y bien realizada que no insulta la inteligencia de sus espectadores y ello es ya suficiente mérito para darle al menos una oportunidad. En Estados Unidos, por desgracia, su futuro es incierto, así que veanla mientras puedan. Su estreno para latinoamérica será por el Canal “A&E” el 30 de Marzo a las 21:00 Hrs.

Jesús Álvarez R. (Aka Zarex)

*Artículo originalmente escrito para VNNOnline.net