Desde hace algún tiempo, las historias publicadas bajo el sello “Marvel Knights” de Marvel Comics dejaron de formar parte del canon en la continuidad del universo 616 de la editorial (o “el original,” para ser más explícito,) presentándonos historias alternas que, a diferencia de publicaciones como “What If…” se presentan en varias partes.

Hoy reseñamos una alternativa a la ya conocida muerte del Capitán América en el epílogo de “Civil War,” una historia en 6 partes escrita por David Morell y dibujada por Mitch Breitweiser llamada “The Chosen.”

The Chosen #6


La historia se centra inicialmente en el Cabo James Newman, del cuerpo de marines de Estados Unidos, quien se encuentra combatiendo en Afganistán.

Tal como se podría esperar de una historia relacionada con el Capitán América, The Chosen muestra en diálogo e ideología un desmedido patriotismo, sin embargo, hace sutiles implicaciones de la verdadera situación (como el Cabo Newman recordando que su esposa Lori tuvo que comprar parte de su equipo de combate y enviárselo hasta Afganistán, dada la escasez que se llegó a presentar y la poca efectividad de los distintos cuerpos armados de Estados Unidos para proveerlo.)

Newman odia la situación, pero se repite que está ayudando a la gente de ese país y que al hacerlo, su propia patria se verá más segura, así toma el valor para soportar el clima extremo, el constante combate, el no saber quienes son amigos o enemigos y claro, el hecho de estar separado de su esposa y su pequeño hijo Brad.

Cuando la presión llega a ser demasiada para que Newman la soporte (justo en medio de un combate,) frente al Cabo se aparece el mismísimo Capitán América, quien lo exhorta a dar lo mejor de sí, prometiendo estar a su lado a cada paso de la batalla, así, Newman toma fuerzas de flaqueza y logra, junto al Capitán, imponerse a sus enemigos, pero cuando llama al Capitán para agradecerle este no aparece por ninguna parte, ninguno de sus compañeros lo vio, ellos solo atestiguaron como Newman, prácticamente solo, abatió a los enemigos y rescató a su unidad de una muerte segura.

Ante lo ocurrido, Newman se cuestiona sobre su cordura, pero en algún lugar, el Capitán América se encuentra convaleciente en una camilla, rodeado de científicos que lo estudian, mientras murmura constantemente palabras de apoyo…

La condición del capitán es precaria, si llega a empeorar, se dice que el mismo presidente irá a verlo, momento que un técnico espera con ansías, pues es un terrorista infiltrado. Mientras los científicos siguen monitoreando la condición del Capitán, este sigue murmurando esas palabras de aliento una y otra vez.

Mientras tanto, en Afganistán, el escuadrón de Newman es comisionado para revisar un escondite subterráneo que fue bombardeado, para confirmar la destrucción de un armamento terrorista, esto representa un gran estrés para el Cabo, quien, debido a un trauma de la infancia, padece de claustrofobia, la situación se intensifica cuando encuentran las armas, que aún se encuentran custodiadas por terroristas, quienes hacen explotar sus granadas, muriendo con ellas y derrumbando la ruta de salida. Newman y algunos de sus compañeros sobreviven, pero estos últimos están en mala forma, el Cabo no podría estar más asustado y en un acto desesperado, llama al Capitán América por ayuda, para su sorpresa, este responde, con las mismas palabras de aliento que su contraparte convaleciente en aquella camilla repite una y otra vez.

El capitán le confiesa a Newman que realmente no está con él, que está solo en su mente, obviamente el Cabo no reacciona bien, creyéndose loco, más aún cuando el Capitán le recuerda su trauma de la infancia y como, aún entonces. encontró la forma de salir airoso del peligro, Newman le exige una explicación, como es que sabe de su trauma, “¿QUE ES LO QUE ESTÁ PASANDO?” a lo que el capitán, tanto el que está frente a Newman, como el que se encuentra en la camilla de aquel complejo, contestan “Estoy muriendo…”

Resulta que el experimento del supersoldado ha perdido su efecto, o eso se pensaba al comienzo, antes de que la condición del Capitán se deteriorara aún más, pero a cambio de este deterioro físico, su mente se vio favorecida, pues obtuvo el don de la visión remota, mismo que usa para ser util nuevamente para su país, con el tiempo, descubre que el don se incrementa en su fuerza, permitiéndole no solo ver lugares lejanos y ocultos, sino entrar a la mente de la gente que ahí se encuentra, ventaja que toma haciendo pensar a terroristas que está tras ellos, pero ahora, ante un deterioro cada vez peor, el capitán se encuentra ante Newman, ayudándolo a descubrir su potencial, por alguna razón, que no es indescifrable para la mente del lector.

The Chosen trata sobre el último viaje del Capitán América, y de su búsqueda más que de un sustituto, de un legado que dejar al mundo en el corazón de aquella gente que, aún sin los poderes físicos nacidos del proceso del súper soldado, es capaz de lograr lo imposible, tan solo creyendo en sí mismos y sabiendo lo que puede depender de su victoria.

Así mismo, retrata el viaje que todos hacemos a nuestro modo, en la cara de Newman, mientras el Capitán va haciéndolo encontrar nuevas fortalezas y nuevos caminos en su proceso de pensamiento, haciéndolo honestamente creer que no hay imposibles, sin dejar de demostrarlo una y otra vez.

El final de esta obra le da a este Capitán América alterno una mejor y más decorosa manera de partir de la que Marvel le diera al original tras terminar Civil War, llenando un destino que en los 40´s fallara en cumplir (aunque un gesto noble, no es tan útil como habría sido en esos años.)

Al final, el mensaje de la historia no se centra necesariamente en el elevado patriotismo y entrega abnegada que el Capitán es capaz de dar, no tanto a su país, sino a la gente que lo habita, sino el marcado legado a las nuevas generaciones, de que no vivan bajo la sombra de sus héroes, pasados o presentes, pues en cada uno de nosotros existe ese potencial de lograr aquello que parece imposible, que, a fin de cuentas “somos más fuertes de lo que podríamos imaginar.”

Así, aunque no una lectura fundamental, The Chosen es una buena manera de pasar el tiempo para quien pueda ver al Capitán América sin asquearse ante la bandera que lo cubre, o la nación que representa y sobre todo, para aquellos fans del personaje que sintieron su muerte como forzada, sin chiste o poco decorosa y quieren al menos, verlo dar todo cuanto ha tenido y jamás pensó tener en el orden de cumplir su misión…

Jesús Álvarez R. (Aka Zarex)

*Artículo originalmente escrito para VNNOnline.net