-Si te da flojera leer, escúchalo Aquí

Pros: Adaptación fiel, refrescantemente ingenua y sencilla (80`s Style)

Contras: Batallas desenfocadas, huecos en la historia y sobre todo, la distribución de la cinta (Una mitad de la cinta se centra en desarrollar las historias de los personajes humanos y la otra de los transformers peleando, dejando menos de 10 minutos en total para explicar cualquier contexto o trasfondo de la historia y relaciones de estos últimos.)

Lo Curioso: ¿Ahora resulta que casi toda nuestra tecnología proviene de Megatron?

Calificación – General: 2/5; Contextual: 3/5

En esta ocasión abordaremos el estreno de la cinta basada en aquella famosa serie animada de los 80´s basada a su vez en la popular línea de figuras de acción de Hasbro, así es, les hablo de los Transformers.

La película comienza con una breve explicación, pues en Cybertron se inició hace mucho una guerra para apoderarse del “All Spark,” un artefacto capaz de poblar (o “despoblar,”) todo un mundo y principal interés de todos los transformers. Se sabe que el All Spark cayó en manos de Megatron hace más de un milenio, pero ni él, ni el dispositivo han sido vistos desde entonces, al menos hasta hace casi 110 años, cuando el sistema navigacional de Megatron se reactivó, nada menos que en la tierra, atrayendo a todos los Transformers, Autobots y Decepticons por igual, a nuestro planeta .

Los Decepticons están seguros de que la raza humana sabe donde se encuentra su líder y el All Spark, por lo que intentan varias incursiones hostiles en nuestras redes de comunicación, esperando obtener la localización de lo que tanto han buscado. Estas acciones llevan a la destrucción de una base militar en Quatar a manos del Decepticon Blackout, de la cual un grupo de soldados logra escapar, aunque son cazados ferozmente por Scorponock. La búsqueda de los Decepticons los lleva también a infiltrarse en el Air Force 1.

Por su parte los Autobots depositan sus esperanzas en el joven Sam Witwicky (Shea LaBeouf) quien sospechan que guarda el único indicio de la localización del All Spark, mismo que pudo heredar de un antepasado posiblemente relacionado con el hallazgo del artefacto. Así que Bumblebee es asignado para la protección de Sam, razón por la que el Autobot se infiltra en un lote de autos de donde le comprarán a Sam su primer vehículo, por lo que Bumblebee hace de todo para ser elegido, con mucho exito.

Al pendiente de los acontecimientos se encuentra también una agencia gubernamental ultrasecreta llamada “Sector 7” que se sospecha tiene relación con el paradero de Megatron y el All Spark y que además está dispuesta a responder las agresiones de los Decepticons a todos los Transformers por igual.

Transformers es una producción impresionante en el apartado de efectos visuales y que sabe como regresarnos a los 80´s por la manera en que nos presenta una trama sencilla y un argumento relativamente ingenuo de un modo del que a estas características les termina sacando el mejor provecho, como se hacía en esos años y como al menos un servidor pensaba que ya no se podía hacer.

Las pocas quejas que tengo para con esta producción consisten en la pobre y muy limitada participación (y desarrollo) de los personajes que la inspiraron en primer lugar, pues es mucho de la cinta lo que se dedica a explicar, construir y presentar con lujo de detalle las circunstancias y motivaciones de los personajes humanos, cuya mayoría no aporta una verdadera trascendencia para con el argumento, mientras que para presentarnos esos mismos marcos con referencia a los Transformers, contamos con resúmenes bastante cortos, que siendo generoso, apenas y llegan a durar 10 minutos en total y tanto se nota esto que la mayoría de los robots ni siquiera llegan a hablar o apenas y dicen algunas frases durante toda la cinta.

Por otro lado y a pesar de su brillante construcción, las batallas de los robtos, que representan la mitad de la cinta que no se enfoca en los humanos, pero que los tiene bien presentes, carecen de mucho detalle, pues se toman muy de cerca, por lo que, aunque sepamos que hay golpes y movimientos solo alcanzamos a ver algunas extremidades de los personajes.

Esta producción cuenta con elementos para gustar a la mayoría del público, a los nostálgicos ochenteros que reconocen en su presentación ese estilo fortuitamente ingenuo de la década que vio nacer a estos personajes y a los niños y jovenes de quienes no se demanda demasiado para entender lo que se presenta en pantalla. Quizás sean esos puristas que esperaban que la trama y personajes crecieran con ellos en complejidad quienes más amargamente se puedan quejar, pero por lo que he podido ver, estos no resultaron ser tantos como con las adaptaciones de otros conceptos retro.

Jesús Álvarez R. (Aka Zarex)

*Artículo originalmente realizado para VNNOnline.net