Esto viene a colación debido a la cantidad de conocidos y familiares que veo que desechan y desestiman buenos consejos de gente a la que no les ha salido bien usarlos o que no los ha usado cuando ha podido y terminan lamentándose no haberlo hecho, pero en la próxima crisis de incertidumbre, vuelven a obrar igual…

La cosa es que estamos acostumbrados a ver a la gente exitosa como guía, pero no nos detenemos a pensar que en un mundo de posibilidades infinitas como este, lo que funciona para una persona, difícilmente funciona para otra…

A veces la mejor persona para aconsejarte de modo que no cometas un error, es la persona que ya cometió ese error…

Creo que si limitas la opinión de otras personas basado solo en su éxito en el área de la que opinan, limitas las posibilidades de solución para tus problemas.

Hay muchas explicaciones para ello, por ejemplo, la perspectiva es mejor desde afuera en una situación, que desde adentro (una persona puede no ver el panorama objetivamente estando en medio de una situación, pero ver todos los aspectos importantes en la misma situación que le pasa a alguien que conoce y por ello aconsejarlo para salir de ella mejor de lo que él mismo puede hacerlo)

O la misma experiencia, la importancia de las decisiones tomadas o no tomadas y aconsejar a alguien a arriesgarse (o no arriesgarse) basado en un mal resultado para nosotros y también a veces la falta de decisión puede llevar a alguien a no arriesgarse a tomar sus propios consejos, aunque no por ello sean malos consejos o indignos de compartirlos con quien tiene problemas similares…

Resumiendo, la efectividad de la gente que aconseja depende más de su pericia, observación objetiva e inteligencia que de como ha resuelto esas situaciones en su propia vida, terreno en el que de por si la observación objetiva queda cotidianamente aislada, siendo un factor fundamental.

No recomiendo darle preferencia a los consejos de estas personas por encima de aquellos que han tenido éxito en el área que te aconsejan, solo no descartarlos como si fueran garantía de fracaso y complementarlos con los consejos de esas otras personas en aras de lograr una solución integral.

Gracias por leer.

Fin de la Entrada.