La nueva versión animada de los fundadores de la era marveliana de los comics está aquí, así es, los Fantastic Four están de regreso con una nueva serie animada que llega por la puerta grande.

Iniciando por el intro y su pegajoso tema musical, esta serie nos presenta una imágen dinámica y renovada del cuarteto marveliano, que a la vez que nos presenta una fluida animación, bien fundida con los efectos CGI y un dibujo dinámico, lleno de color, aunque algo inclinado al estilo japones (innecesario a mi gusto, pero al menos está lejos de caer en las exageraciones de clichés orientales de series como Teen Titans,) pero no por ello alejándose de las raices que vieran nacer a estos personajes (aunque a más de uno le disgustará el “logo” del equipo grafiteado en el pecho de Ben Grim.)


Sin embargo, al poco tiempo de ver el primer episodio, pudiera parecer que esta serie se queda corta y simple, presumiblemente dirigida a un público muy jóven (que lo está,) pero tras darle una oportunidad, más de uno llegará a la conclusión de que la serie es honesta en su falta de pretensiones y se apega a la fórmula original ideada por Stan Lee a principios de los 60`s al crear este concepto, la serie agudiza los clichés representados por los personajes mucho más de lo que los comics lo hicieran en cualquier encarnación del equipo y las historias, aunque nada complejas, nos presentan todos aquellos conceptos que Lee creara hace tanto para enriquecer el creciente universo que estaba creando (si, incluso los crossovers que comienzan en el episodio 4 con un enorme, verde y muy especial invitado.)

Los Fantastic Four bien podrían ser los personajes con mejor record de series bien adaptadas (aunque no por eso buenas todas) y esta serie sigue esa línea de un trabajo fiel y bien plasmado, con sutiles cambios que lo hacen accesible visual y conceptualmente a nuevas generaciones, a las que quizás se les pudo ofrecer tan solo un poquito más de complejidad, que sería la única queja de una serie que bien podría obviar ese cambio en su estilo argumental en cualquier momento, o al menos, esa es la esperanza y mientras esperamos que esta última se descarte o se consolide, aquellos que disfrutan del estilo narrativo y argumental de los cómics clásicos (de la era de plata) bien pueden ser los que más disfruten de esta serie tal como está.

Los derechos de esta serie para latinoamérica han sido adquiridos por Cartoon Network, que quizás en los próximos meses la esté integrando ya a su programación.

Jesús Álvarez R. (Aka Zarex)

*Artículo originalmente escrito para VNNOnline.net