Como todos sabemos, la humanidad tuvo hace mucho, mucho tiempo, un cambio muy grande en el que pasó de ser nómada a sedentario, mucho tuvo que pasar para que este cambio se diera, entre otras cosas el descubrimiento de la agricultura y con ella el eventual conocimiento de manipular los frutos y las semillas para, entre otras cosas, hacer crecer ciertos frutos fuera de su temporada, en esos días forzamos varias mutaciones “naturales” en los frutos que sembrábamos y seguíamos haciéndolo hasta obtener los cambios deseados en las cosechas…Hoy en día las herramientas del ser humano para manipular su entorno son infinitamente superiores y mas vastas de lo que han sido en toda nuestra historia, la ingeniería genética se convierte a un ritmo acelerado en una de las herramientas que van a dar forma a los tiempos por venir en más sentidos de los que podríamos imaginar…

Pero obviamente ninguno de esos avances aparecerá de la noche a la mañana, como tampoco lo hizo la agricultura ni cada resultado que dentro o fuera de ella hemos encontrado en la historia y hoy en día se hacen miles de pruebas con animales y posteriormente (cuando se comprueba que son seguras) con humanos, sin mencionar el concienzudo análisis de la estructura genética y molecular de cada producto así como las propiedades obtenidas…

Así es como llegamos, entre otras cosas, a los alimentos transgénicos, en lo que se convierten finalmente distintos vegetales al haber sido tratados con ingeniería genética para obtener ciertas propiedades benéficas que no se darían en dichos vegetales por si mismas…

¿Riesgos?, si los hay, nuevos tipos de alergias que se puedan dar a vegetales o productos que no se habrían presentado de otro modo, pero precisamente para eso son las exhaustivas pruebas que se hacen antes de sacar al mercado uno de estos productos…

Esto me hace llegar a lo que es hoy en día Green Peace, un grupo de incansables luchadores a favor de la naturaleza que con el tiempo se volvieron tan obsesivos que generaron en aquellos a quienes querían convencer una actitud defensiva, además de que en sus filas empezó a imperar el fanatismo desenfrenado y una paranoia digna del agente Mulder… ningún extremo es bueno cuando se podría hacer más siendo objetivo y transmitiendo eso a los oyentes…

Cuando uno ve sus escandalosos boicots a centros comerciales y marcas realmente llega a ser aberrante y para ellos supongo que desesperante que su mensaje se pierda entre su dramatismo innecesario y su escandalosa manifestación que lejos de generar una empatía para con su genuina preocupación, hace a la gente pensar en todo lo mal que pueden estar…

Después de escuchar los argumentos de Green peace sobre los transgénicos e investigar al respecto, descubrí que Green Peace lanzó varias balas al aire sobre este tema, dejando hablar a su desenfrenada paranoia llena de supocisiones y dejando morir a su sentido común…

Vamos por algunos hechos, es de todos conocido lo poco eficiente que es hoy en día la agricultura natural, tanto por la calidad del suelo como por la cada vez mayor resistencia de los insectos ante los remedios naturales…

Por otro lado son bien conocidos los riesgos en el uso de pesticidas y los perjuicios a la salud que pueden representar…

Ahora, se ha demostrado que a pesar de los posibles contras que los transgénicos pueden tener, estos nunca serán más que los que pueden resultar del cultivo natural o del uso de pesticidas, no así con los beneficios, desde un incremento en su resistencia hasta un aumento significativo en su tamaño, sin importar que sea un suelo en el que los vegetales cultivados naturalmente o con pesticidas prácticamente no crezcan…

Ahora, a pesar de que se pudieran pensar que lo difícil y caro es “hacer” los alimentos transgénicos, lo difícil y lo caro es la investigación y todo lo que hay hasta que se demuestra que es un alimento seguro, pues resulta que incluso es relativamente sencillo pasar ese conocimiento a agricultores de todo el mundo, además de mejorar la situación en países tercermundistas donde el hambre es un problema y el suelo no da para más con la agricultura tradicional…

Ahora, es increíble ver el argumento de GreenPeace al respecto, pues sugiere que estos países reciban ayuda de los países desarrollados (¿en forma de sobras acaso?), obviamente que las personas preferirán el medio que les prometa autonomía y no quedarse con la sensación de estar recibiendo limosnas…

GreenPeace aún hace una labor muy respetable en muchos aspectos, pero en otros es realmente penoso hasta donde llega su paranoia fanática y hasta que extremos insospechados están dispuesta a llegar por defender argumentos de los que NO ESTÁN SEGUROS…

Se quejan de que los productos que usan Transgénicos en su recete no lo indican, bueno, tampoco los que usan pesticidas, de hecho vemos toda una publicidad en la que se nos dice que los productores usan “los ingredientes de mejor calidad” y tal vez así sea, pero que mal que no se aboga por exigirles la indicación de como fueron cultivados los vegetales en la receta y no solo si son transgénicos, veo mucha parcialidad nacida de su desinformación…

Y finalmente, si yo estuviera en ese negocio y trabajando con transgénicos tampoco querría indicarlo, ellos preguntarían “¿A que le tienes miedo?”, pues realmente no creo temer a “efectos secundarios” (a los que se hace referencia casi como si se hablara de ciencia ficción cinematográfica de los 50´s-60´s), más miedo le tendría a los boicots irracionales que esta gente hace sin pudor y a veces (si, A VECES) sin razón, a eso le tendría miedo…

En uno de los documentales que pude ver sobre el tema uno de los científicos tras el desarrollo e investigación de los transgénicos les respondía a los agricultores que usan otros métodos y que se colgaban de las declaraciones de GreenPeace contra los transgénicos que eventualmente estos procedimientos ayudarían a acabar con el hambre por lo barato, efectivo y beneficioso de los mismos, que ellos podían prometer eso, los agricultores que los atacan no pueden, que no se engañen y que no los engañen…

A final de cuentas GreenPeace ha tenido éxito, pues cuando muchos escuchan la palabra “transgénico”, casi la asocian con “suciedad” o “insalubridad”, cuando está más que comprobado que es al revés, pero va a ser difícil que mucha gente lo entienda, la tradición acompañada de una contagiosa paranoia es a veces difícil de ignorar y más aún de combatir…

Fin de la Entrada.