Es un día de mucha alegría, mucha reflexión, mucho cariño y palabras al gusto.

Quiero dedicar el espacio de hoy a agradecer a la mujer que me trajo al mundo, a la que me ayudó a estimular mi imaginación y a ejercitar mi intelecto, a la mujer que me ayudó a alcanzar a mi identidad antes de que me rebasara y tuviera que quedarme con una del montón… quiero agradecer a la mujer a la que no le bastó con traerme, ayudarme, educarme, alimentarme, mantenerme, sino que además me ayudó a ser quien soy…

Gracias Mamá, ¡Te quiero Mucho!

Fin de la Entrada.