Saludos. La música es una parte fundamental en la vida del ser humano, es uno de los modos más gratificantes de dar forma a ideas y pensamientos de la mente humana y hacerlos llegar a otros de un modo sin comparación.

De un tiempo a la fecha vemos todo tipo de estilos musicales, todos muy válidos, al igual que los seguidores de cada uno.

Pero, ¿Donde deja de ser la música un entretenimiento y empieza a ser un poderoso medio de transmisión de ideas? o peor ¿una influencia negativa para su escucha?

Hecho #1: Cada ser humano es dueño de sus actos y sus decisiones son su propia responsabilidad.

Hecho #2: No todo ser humano tiene claridad para saber que es lo mejor para él, aunque sus decisiones sean su responsabilidad, no dejan de haber elementos externos que conciente o inconcientemente manipulen sus decisiones.

Hecho #3: Vemos a los músicos hablando de la profundidad de sus letras y la importancia de su mensaje, los vemos decirnos que lo que transmite su música es importante, los vemos decir muchas cosas sobre lo serio que es el producto que ofrecen

Hecho #4: Cuando este mensaje llega mal a un escucha (ya sea que el escucha lo malentienda o que el mensaje sea malo por si mismo) y se le culpa a los artistas, los vemos decir que es entretenimiento, que no se lo tomen en serio, básicamente, que maduren.

Creo que todos debemos aceptar que la responsabilidad de la gente con problemas que lastima a otros por ignorancia o padecimientos mentales parte inicialmente al hogar, seguida por la sociedad que carece de herramientas (o que no las usa cuando es necesario) para detectar a tiempo estas conductas potencialmente peligrosas, tenemos en muchos jóvenes un arma cargada empezando a ser disparada.

Pero, ¿En que momento es la música el dedo que presiona el gatillo?, no se trata de hacer a los músicos criminales, o achacarles los males de la humanidad, sino que cuando tenemos cantantes que se declaran apóstoles del demonio, o a pandilleros mal vivientes instando a luchas de callejón y a matar por droga o golpear prostitutas o perdedores misóginos, racistas, xenofóbicos, o que discriminan por religión o status social, ¿que tenemos?, un medio expresivo y artístico que se desvirtúa, clamando primero ser una voz que habla por la sociedad y que quiere imponer el estándar de su contenido, pero cuando este contenido le estalla en las manos a la sociedad, se lava las manos diciendo que solo es para oírse a la ligera disfrutando los ritmos, agitando la cabeza e ignorando la letra.

El problema es que hay que empezar por darle a la música su papel, es un medio de influencia, es un medio de poder, es un vehiculo de mensajes que serán los que moldeen el carácter de quienes se crían oyéndola, la música no le pone el arma en la mano a nadie, ni lo obliga a apretar el gatillo, pero está en la mente de los pandilleros que quieren ser como 50 cent, o de los darks que idolatran a Marilyn Mason, etcétera.
No creo que la música deba ser prohibida, o que se deba truncar la libertad de expresión y escuchar solo mensajes políticamente correctos, eso jamás, jamás caer en un fanatismo censurador que generaría cosas peores de las que podría prevenir, además de que cuando se prohíbe un mensaje vacío y negativo, cuando se trata de callar algo así por la fuerza, solo se hace mas fuerte y la responsabilidad por la amplificación de ese mensaje debe caer en quien lo censure…

Por el contrario, creo que los músicos deberían ser honestos con el tono en que van sus mensajes, pues no es lo mismo el contenido político de canciones como american idiot, que la pretensión del reflejo de un estilo de vida maquillado como glamoroso, pero que es todo menos eso, como el de los pimp como snoop dog o el de vagos malvivientes como casi todos los del medio del hip hop…

El contenido de la música está destinado (aunque sus creadores o intérpretes no tengan la intención, a.C. viene la cuestión de la responsabilidad, pues el hecho de que no te des cuenta de la trascendencia de tus acciones no te quita responsabilidad por sus repercusiones) a cambiar el modo de pensar e incluso de vivir del común de la sociedad (y del “poco común” también, pues a fin de cuentas es en el medio regido por su influencia en el que termina por desenvolverse…)

Y creo que al oírla deberíamos tener eso en mente, tener en mente que lo que el artista dice al principio, durante el lanzamiento de su material no es la versión correcta, sino lo que usualmente dicen cuando se les censura “es entretenimiento, no hay que tomarlo en serio”.

Así que a esas viejitas persinadas que protestan contra Marilyn y que junto con sacerdotes sin tornillos en sus cabezas censuran todo lo que no dice lo que ellos piensan que debe decir, yo les digo, no sean idiotas, solo hacen mas fuertes los mensajes que quieren censurar, paran las orejas de los hijos cuya atención quieren conservar, mejor críenlos para escuchar lo que les guste, pero a tener un criterio para oírlo sin ser influidos negativamente…

Fin de la entrada.