Saludos y gracias por leer (para los que no creen que sea persona de fe, pues no hay evidencias de que alguien lea esto :p) el Blog.

Hoy seré algo breve y me limitaré a exponer algunas de mis raras teorías…

Bueno, en una entrada anterior les hablaba sobre mis ideas con respecto a Dios, hoy les escribiré sobre como percibo la conexión entre el cuerpo y el alma…

Empezando, es mucho lo que se dice sobre el alma, prácticamente todo desde el punto de vista religioso y de la Fe, por lo que es casi seguro que estas ideas estén más manoseadas que una distinguida mujer de la vida galante por la mercadotecnia trascendental y la versión favorita de la “persona correcta” en el “momento correcto”.

A los que (con toda razón tomando en cuenta lo anteriormente dicho) dudan de la existencia del alma, les pido que abran su mente un poco, no pretendo convencer a nadie de nada, pero hay que tener la mente abierta tan solo para entender los pensamientos y creencias de otros…

Pensemos en nosotros mismos como una dualidad… la parte física, que es la que conocemos y a la que aceptamos como realidad, la que da la cara ante la misma y bajo la cual recibimos todos los estímulos externos… pero consideremos la existencia de una parte etérea, que radica en nuestro interior y que a través de impulsos eléctricos en el cerebro, que ordena, coordina y libera reacciones químicas encargadas de las funciones del cuerpo y de nuestros movimientos, habla y acciones en general…

Así entonces podemos apreciar una serie de múltiples intermediarios entre nuestro ser etéreo y nuestro ser físico, entre los cuales puede haber un sin fin de intromisiones, como adicciones a distintas drogas, al alcohol o a ciertas enfermedades, sin mencionar a las personas que ciertos intermediarios le son cortados por accidentes o de nacimiento por la parálisis cerebral o el síndrome de down…

Obviamente es una idea, yo elijo creer en ciertas cosas y aceptar el hecho de que no podremos tener pruebas de TODO lo que sea verdadero en el universo y la realidad, todos pueden hacerlo con ciertas cosas, pues desde el inicio de la civilización y con el avance de la ciencia se ha hecho evidente que no todo lo que se cree se puede probar, no todo lo que se cree es cierto y lo que se prueba hoy, se puede desmentir mañana…

¡Gracias!

Fin de la Entrada.